Crumbling – Análisis

Piensa en un roguelike tipo Hades y en Toy Story. Ahora, júntalos: eso es Crumbling

Crumbling
Fecha de lanzamiento
18 enero, 2024
DESARROLLADOR
Crumbling Games
EDITOR
Crumbling Games
PLATAFORMAS
META QUEST | STEAM VR

Uno de los videojuegos de realidad virtual que más esperaba es, quizá, uno de los más desconocidos. Crumbling ya está disponible para Meta Quest 2, 3 y Pro y SteamVR, y es un juego que me ha sorprendido muchísimo. Su propuesta es sencilla: un roguelike de acción en el que controlas a juguetes y peleas contra otras figuras. Vamos, lo que hacías de pequeño, pero de verdad. Te cuento si merece la pena en este análisis.

El juego deseado por niños y coleccionistas

La primera vez que vi Crumbling en un tráiler pensé que era un juego hecho especialmente para mí. Como algunos sabréis, colecciono juguetes (puedes echarle un vistazo a mi proyecto Capturando Juguetes en TikTok si quieres), así que este título me golpeó directamente en mi corazoncito. Ahora, tras dedicarle unas cuantas horas, puedo decirte dos cosas: tiene una esencia única y es mucho más profundo de lo que parecía.

Te sitúo rápido: Crumbling es un roguelike de acción en el que controlas a figuras de juguete, algo que seguro que soñaste cuando eras niño. Cuando te lanzas a una run debes superar diferentes fases en las que aparecerán oleadas de enemigos e intentar llegar al final, donde obtendrás suculentas recompensas que te ayudarán a mejorar tu ejército de figuras y te ayudarán a avanzar en la historia. Vamos, el hijo de Hades y Toy Story.

Porque sí, aquí hay un relato muy emotivo. Como jugador, estás en la antigua tienda de los Crumble, dos ancianos jugueteros que utilizaban magia para dar vida a sus creaciones. Esta narración la seguirás gracias a un cómic que cuenta la historia, aunque tendrás que conseguir las páginas del libro para avanzar en la trama. Los Crumble tienen que hacer frente a la malvada corporación Bose.

La tienda está cerrada hoy en día y faltan muchas cosas. Según cuenta el cómic, Bose quitó la magia de manos de los Crumble e introdujo a los juguetes malvados. ¿Qué misterios esconde este lugar? ¿Podrás parar a esta horrible empresa? Lo tendrás que descubrir jugando, pero tienes que saber algo desde ya: Crumbling está totalmente doblado al castellano. Diría que el doblador no es español y puede que notes alguna frase rara, pero ese gran esfuerzo en un proyecto tan pequeño se agradece mucho.

Crumbling Análisis

Tus juguetes atacan de verdad

Para conseguir más páginas del cómic, mejorar a tus juguetes y desbloquear secretos, debes “jugar” con tus figuras en un diorama. Al entrar en una run, el diorama se convierte en el escenario donde sucede la acción. Cada fase de tu incursión es diferente, pero mayormente te enfrentarás a oleadas de enemigos, cada vez más difíciles. Aunque, todo sea dicho, hay algún juego de habilidad y otras sorpresas. La única parte que puedo señalar como negativa es que hay pocos mundos.

En la tienda eliges un juguete en su blíster original y lo extraes del mismo para poder utilizarlo. Es una sensación fantástica, sobre todo si coleccionas o te gustan los juguetes. Las figuras son algo personalizables, por cierto. Una vez que tienes claro cuál será tu pequeño acompañante, toca lanzarse a la acción. Lo principal en la jugabilidad es el combate, y te explico como funciona.

Cada fase ocurre en un pequeño escenario en el que tu juguete y los enemigos se pueden mover libremente, horizontal y verticalmente (de hecho, la acción ocurre “en el aire” todo el rato). Tu muñeco está en tu mano derecha y tienes que moverlo para atacar y esquivar a los rivales que hacen spawn. Para hacer daño tienes varias opciones y el gameplay es muy fluido y entretenido.

Pulsando el gatillo harás el ataque básico, pero con otro botón realizarás un golpe especial; incluso dañarás a los enemigos golpeándoles directamente con tu figura o con poderes especiales que pueden aparecerte en la run. Pero ellos no están ahí para recibir pasivamente: con otro botón esquivarás sus ataques, aunque también es importante que te muevas constantemente. Me ha sorprendido gratamente la cantidad de enemigos distintos que hay, los ataques variados que hacen y sus animaciones.

Hay algunos más básicos que atacan lanzándose hacia ti, pero otros dejan bombas por el escenario o un reguero de veneno que, si lo tocas, te quitará mucha vida. Al principio Crumbling no parece muy difícil, pero creéme que se complica mucho, porque comienzan a aparecer muchos juguetes malvados en pantalla. Además, hay peleas contra jefes, con patrones de ataque muy elaborados (y dañinos, claro).

Si superas una fase de tu run, elegirás una mejora para tu juguete antes de pasar a la siguiente, como por ejemplo incrementar el daño del arma o un nuevo poder. Estas desaparecen cuando acaba tu run, ganes o pierdas, pero puedes desbloquear otras que sí son permanentes con monedas que ganarás en tus intentos. Es más, esas habilidades pasivas las podrás mejorar para ser aún más eficaces, pero solo podrás equiparte con tres.

Crumbling Análisis -

Un juego mágico

Es cierto que el gameplay no tiene una gran variedad, pero te aseguro que se compensa por lo rápidas y frenéticas que son las partidas, así como por las diferentes habilidades de tus figuras y los enemigos diversos. Yo no me he cansado en ningún momento y tengo ganas de seguir jugando para desbloquear ciertas cosas que aún no he conseguido. Además, cada run es útil y siempre conseguirás buenas recompensas.

El ritmo de mejoras y desbloqueos es muy bueno, está muy bien medido y no frustra, algo que sí sucedía, por ejemplo, en Gazzlers. Por cierto, además de todo lo comentado, en las incursiones reúnes magia, una divisa muy importante para lograr desbloqueos clave en la tienda. Lo dicho, después de cada partida tendrás la sensación de que has avanzado o de que estás mucho más cerca de hacerlo.

El único pero real que le pongo al juego es el movimiento en la tienda, que no es libre y es raro. También creo que le vendría bien una indicación más clara sobre cómo se maneja el cómic, porque al principio no me percaté de que, para salir de su lectura y continuar jugando, tenía que pulsar en un símbolo que representa el “Stop” como si fuera un reproductor de música. Tiene sentido, claro, pero no es muy habitual y puede liar. Ojo, lo demás está bien explicado, no creas lo contrario (y traducido al español).

He jugado en Meta Quest 2 y gráficamente se ve muy bien. No es de lo mejor ni te impactará, pero cumple a la perfección, es bonito artísticamente y muy colorido, los muñecos son geniales, hay muy buenas animaciones y no he tenido ningún tipo de bug. Es un juego bien hecho y cuidado, un proyecto muy serio. Que su apariencia no te confunda: este videojuego no es uno más del montón en VR. Está muy bien.

Conclusiones

Crumbling es un roguelike de acción muy divertido y más profundo de lo que aparenta. En este videojuego de realidad virtual controlas a juguetes y los haces luchar contra enemigos en cada run, mientras desbloqueas mejoras permanentes para tus figuras y avanzas en la emotiva historia. Es como si Hades y Toy Story tuvieran un hijo juntos: te lo recomiendo, especialmente si eres coleccionista.

Por último, dar las gracias a Plan of Attack por cedernos una copia de Crumbling.

Crumbling
RECOMENDADO
Crumbling es un roguelike de acción muy divertido y más profundo de lo que aparenta. En este videojuego de realidad virtual controlas a juguetes y los haces luchar contra enemigos en cada run, mientras desbloqueas mejoras permanentes para tus figuras y avanzas en la emotiva historia. Es como si Hades y Toy Story tuvieran un hijo juntos: te lo recomiendo, especialmente si eres coleccionista.
🟩 ¡Que me ha gustado! 👍
Mucho más profundo de lo que parece
Propuesta original y jugabilidad divertida
Los juguetes son geniales
Buena variedad de enemigos
La historia da un toque emotivo
🟥 ¡Que no me ha gustado! 👎
Algún mundo más hubiera venido bien, por darle variedad
🔥 Mejores ofertas 🔥
banner

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación

COMUNIDADES
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

¿Para qué sirven las cookies? Utilizamos cookies para que puedas visitar nuestro sitio web y disfrutar de sus funciones. Algunas cookies son estrictamente necesarias para la gestión del sitio web y no se pueden desactivar. Otras cookies (incluidas cookies de terceros) nos permiten mejorar el sitio web gracias a estadísticas que proporcionan o mostrar publicidad de mayor relevancia. Las cookies de terceros solo se activarán si seleccionas "Acetar cookies".  Más información