Dying Light 2: Stay Human

Dying Light 2: Stay Human – Análisis

Domina los cielos o enfréntate a las adversidades

Fecha de lanzamiento
4 febrero, 2022
Desarrollador
Techland
Editor
Techland
Plataformas
PC | PS4 | PS5 | XBOX ONE | XBOX SEREIS S|X

Han pasado ya más de siete años desde que Techland nos sorprendió con Dying Light, un juego de supervivencia zombi que combina perfectamente el parkour con los combates. Hoy ya tenemos con nosotros la segunda entrega, Dying Light 2: Stay Human, que nos cuenta una nueva historia con nuevos personajes y nuevas mecánicas, pero siempre dentro del ecosistema creado por el estudio. No te pierdas nuestro análisis donde te detallamos todo lo que podrás encontrar en este título de supervivencia/terror.

¿QUÉ ES DYING LIGHT 2: STAY HUMAN?

Dying Light 2: Stay Human nos trasladará veinte años después de los acontecimientos vividos en Harran y esta ocasión nos tocará conseguir lo que Kyle Crane no pudo hacer en Harran, salvar la ciudad de Villedor. Para poder conseguir que uno de los últimos grandes asentamientos pueda permanecer en pie se encargará nuestro personaje Aiden Caldwell, un peregrino que llega a la ciudad buscando a su hermana Mia. Pero tan pronto como llega se da cuenta de que tendrá que lidiar con más de un problema antes de encontrar el paradero de su hermana.

El pasado de Aiden siempre nos acompañará durante toda la aventura, ya que siendo niño lo torturaron con duros experimentos, unos ensayos que han otorgado a nuestro protagonista unos poderes sobrenaturales para permitirle tener una resistencia y fuerza superior al resto de supervivientes. Fuese como fuere, estas habilidades superiores nos permitirán el poder lograr nuestro objetivo sea como sea. En líneas generales, la trama principal tiene una estructura de misiones en la que en ocasiones deberemos de tomar nosotros una decisión que puede cambiar el transcurso de la historia, dando a la conclusión a varios tipos de finales de juego.

¿REALMENTE TENEMOS 500 HORAS DE JUEGO?

Desde que Techland anunció que Dying Light 2: Stay Human tenía una duración de 500 horas, la gran mayoría de la comunidad comenzó a hacerse todo tipo de pregunta de sí de verdad tenía esa duración. Desde mi punto de vista te puede decir que sí, pero tal y como aclaró la compañía puedes acabar la trama principal con secundarias por muchas menos horas. Aquí es donde entra el qué podemos hacer por el mundo de Dying Light 2: Stay Human, desde misiones principales, secundarias, eventos y mucho más.

Dying Light 2: Stay Human

Para comenzar, durante gran parte de la trama principal tendremos nosotros el poder, se podrá tener el control de los diálogos, desde la posibilidad de preguntar por temas no relevantes para conocer más sobre cada personaje o ir directamente a la conversación principal. Pero como he dicho anteriormente, ahora existe en algunas ocasiones el poder tomar una decisión u otra, haciendo que la trama avance en la dirección que queramos. Pero sea cual sea tu toma de decisión, al final todo sigue una línea de historia, donde solo cambiará el final y el ver cómo cambia la ciudad.

En el mundo de Dying Light 2: Stay Human ahora tenemos dos bandos divididos, los Pacificadores que se encargan de mantener el orden y el bienestar de las personas; y los Supervivientes que son un grupo de personas que han levantado refugios para poder sobrevivir. Ya sea un grupo u otro, ambos tienen que lidiar con los zombis enemigos y con el grupo de los Renegados, unos pandilleros violentos que quieren tener el control total de toda la ciudad.

Tener estas dos facciones y unos enemigos adicionales, junto a los zombis, nos permite tener cientos de actividades por hacer en Villedor. Hablamos de aparte de las misiones principales y secundarias, también tenemos rincones sombríos y tiendas olvidadas para recolectar objetos de valor; historias nocturnas; encuentros al azar; anomalías del SAI en el que acabar con infectados poderosos; campamentos de bandidos; molinos de viento (al más puro estilo atalaya); desafíos de combate o parkour; estaciones de metro para desbloquear el viaje rápido; y las instalaciones que nos permitirán ofrecerlo a uno de los dos bandos para así desbloquear mejoras por todo el entorno de la ciudad. A todo esto, se le junta la infinidad de coleccionables repartidos por cada rincón. Como recomendación, os aconsejo completar las estaciones de metro y las instalaciones de agua y electricidad por sus pequeños minijuegos.

UNA COMBINACIÓN PERFECTA ENTRE EL COMBATE Y EL PARKOUR

Con Dying Light 2: Stay Human el sistema de combate sigue la línea de la primera entrega, desde el atacar, bloquear, hacer un dash o el contraataque en el momento exacto. Además de contar con la posibilidad de lanzar objetos o utilizar armas a distancia como pueden ser los arcos o la ballesta. Lo que sí se debe de destacar es que las armas se rompen y no se pueden reparar, dependiendo del arma que encuentres podrá tener una mayor durabilidad o menos. Junto a esto, las distintas armas están divididas por categorías de colores (gris, verde, azul, morado y dorado). A medida que vayas avanzando podrás ir consiguiendo distintas armas de distintas categorías, las cuales también se pueden modificar aplicando desde dos hasta tres modificadores, los cuales pueden infligir daño adicional con fuego o electricidad entre otras modificaciones.

Ahora disponemos de distintas prendas de vestir divididas por categorías en colores, ramas (luchador, comando, médico y tanque) y habilidades pasivas

Lo que sí es el punto fuerte de Dying Light 2: Stay Human es su sistema de parkour, es una saga que sabe hacer perfectamente esta combinación de saltos, carreras y mucho más por los tejados de una ciudad. Una vez más, los movimientos de desplazamiento son bastante fáciles e intuitivos, permitiendo que el viajar sea bastante divertido por todas estas mecánicas. Sí, regresan los saltos hacía la basura o colchones para no hacerte daño.

Con un sistema de combate bien llevado y una recreación del parkour perfecta ya estamos preparados para convertirnos en un corredor nocturno. Ya que el título tiene un ciclo de día/noche bastante distinto a lo visto en otros juegos de zombis, durante el día las calles permanecen más tranquilas, pero los interiores son todo un desafío por estar lleno de zombis. Al contrario, al caer la noche todos estos zombis salen a la calle y se recomienda recorrer todos los tejados para que los aulladores no nos detecten y así no comenzar las persecuciones, las cuales se ponen bastante difíciles a medida que aumenta la alerta de persecución. Pero la noche tiene algo bueno y es que los interiores de los edificios o instalaciones son más sencillos al haber menos zombis, ese será el momento de entrar y conseguir esas recompensas de valor.

PROGRESIÓN CONSTANTE PARA SER EL AUTÉNTICO CORREDOR NOCTURNO

He querido dejar para el final uno de los puntos que ha evolucionado un poco la saga de Dying Light y es su sistema de progresión. En esta ocasión tenemos disponibles dos árboles de habilidades, uno centrado en el combate y otro en el parkour. Ambos apartados irán subiendo de destreza para ganar puntos de nivel y así ver el auténtico potencial del título en el combate y el parkour. Para poder ganar estos puntos de habilidad solo habrá que ir realizando acciones de lucha para el combate o acciones como saltos para el parkour. Destacar que durante la noche se multiplicará la experiencia obtenida y que se pueden conseguir experiencia en misiones y con los desafíos de combate y parkour.

Estos dos árboles de habilidades no son el único sistema de progresión en Dying Light 2: Stay Human, ya que también disponemos de inhibidores repartidos por toda la ciudad para permitirnos aumentar la salud y la resistencia. Estos aumentos son esenciales por dos motivos, el primero para poder conseguir desbloquear ciertas habilidades y para subir nuestra inmunidad. Esta inmunidad irá subiendo en minutos para que se nos permita sobrevivir más tiempo en la oscuridad sin la necesidad de luces ultravioleta.

Por último, el título cuenta con un sistema de creación de objetos, que van desde vendajes, ganzúas, objetos arrojadizos, modificadores de armas e incluso munición. Estas creaciones también se pueden mejorar para que sean más efectivas, para ello solo habrá que visitar un maestro artesano (están en las zonas seguras) y así comprar dichas mejoras, las cuales solo se pueden mejorar con recompensas obtenidas de los infectados especiales que suelen aparecer durante la noche.

Dying Light 2: Stay Human

APARTADO AUDIOVISUAL

El difícil desarrollo de Dying Light 2: Stay Human se ha notado con cambios de la primera versión vista en 2018. Aun así, Techland ha realizado un gran trabajo en el apartado visual, el título cuenta con una gran calidad en texturas y la recreación del entorno muy vivo tanto de día como de noche. Pero tengo que hacer una mención especial a su sistema de iluminación, el cual es perfecto, durante la noche o en sitios oscuros la recreación es perfecta y el uso de la linterna es ejemplar.

En relación con el sonido, tiene todo tipo de detalles para crear la mejor inmersión posible, desde el sonido al pisar tablones de madera hasta el chillido de los zombis o aulladores. En líneas generales está muy bien trabajado. También cuenta con una banda sonora propia que acompaña en ciertos momentos de la trama principal. Por último, el juego ha llegado totalmente localizado al castellano en audio y texto, destacando una buena sincronización labial.

Dying Light 2: Stay Human

NUESTRA OPINIÓN

Si algo destacó la primera entrega de Dying Light era su forma de jugar, el tener una verticalidad nunca antes vista en un juego de supervivencia zombi. Con la segunda parte esta esencia sigue estando presente, el diseño de los escenarios es perfecto para tener una sensación total de parkour al correr por cada uno de los tejados, edificios o por cualquier objeto que puedas ver. Esta mecánica es perfecta porque se combina muy bien con el sistema de combate y al mismo tiempo nos permite disfrutar mucho más con la mayoría de misiones, las cuales tanto misiones principales como secundarias están muy bien llevadas en cuanto a diseño y estructura. Pero que sería la saga sin sus zombis, sin esa sensación de estrés cuando nos persiguen o de ver como por la noche todo es mucho más complicado y tenemos que tener mil ojos para no acabar en una persecución por culpa de los aulladores. Todo esto es perfecto gracias al sistema de iluminación, el cual está muy logrado para tener esa sensación total de oscuridad en plena noche o en edificios abandonados.

Con la segunda entrega están garantizadas horas y horas de diversión o sufrimiento por la cantidad de cosas que tienes por hacer, desde la trama principal, misiones secundarias hasta eventos muy desafiantes. Cada una de estas actividades se pueden realizar en solitario o en cooperativo con tres amigos más, una experiencia muy gratificante.

No todo es perfecto, he tenido el placer de jugarlo al título con el parche de día uno y sin el, con el que he sufrido muchos problemas técnicos que se han ido solucionando, pero sigue habiendo algunos como el no poder continuar con algunas misiones o fallos leves que verás por el mundo. Estoy seguro de que al final se solucionarán, pero actualmente aún dispone de bastantes. El otro punto que no me ha gustado ha sido el sistema de progresión en cooperativo, ya que el anfitrión irá avanzando en su partida, pero los jugadores que se unan a la partida es posible que no avancen en su partida principal (situación que he vivido).

En conclusión, Dying Light 2: Stay Human está recomendado a todos aquellos que disfrutaron con el primero, por su sistema de parkour y para los amantes de la supervivencia zombi.

Por último, dar las gracias a Techland por cedernos una copia de Dying Light 2: Stay Human.

Dying Light 2: Stay Human
Dying Light 2: Stay Human
Domina los cielos o enfréntate a las adversidades
Eres un vagabundo con el poder de cambiar el futuro de la Ciudad. Pero tus excepcionales habilidades tienen un alto coste. Te atormentan recuerdos que no puedes descifrar, por lo que partes en busca de la verdad... y acabas en medio de una zona de combate. Practica tus habilidades porque para derrotar a tus enemigos y hacer amigos necesitarás tanto maña como fuerza. Descubre los oscuros secretos de quienes tienen poder, elige tu bando y decide tu destino. Y, hagas lo que hagas, no pierdas tu humanidad.
🟩 ¡Que me ha gustado! 👍
Auténtica sensación de parkour
La mayoría de misiones tiene un buen diseño
El mundo cambiante por el día/noche
Muchas cosas por hacer
La experiencia en cooperativo es muy gratificante
Sistema de iluminación ejemplar
🟥 ¡Que no me ha gustado! 👎
La progresión en el cooperativo
Diversos fallos
COMUNIDADES
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD