ESPECIAL HOGWARTS LEGACY
PathCraft

PathCraft – Análisis

Que su apariencia infantil no te engañe: este juego de puzles es todo un desafío

PathCraft
Fecha de lanzamiento
19 enero, 2023
DESARROLLADOR
Devilcow
EDITOR
Vertigo Games
PLATAFORMAS
Meta Quest 2

Los puzles y los rompecabezas siempre han funcionado muy bien en realidad virtual, dando una capa mayor de profundidad a la resolución de los acertijos. PathCraft, el nuevo videojuego desarrollado por Devil Cow Studios y editado por Vertigo Games, llega para hacerse un hueco en el género en VR. Su apariencia infantil puede confundirte, porque muchos niveles no están hechos para los más pequeños de la casa. Te cuento lo que me ha parecido en este análisis tras jugar en Meta Quest 2.

PathCraft es un videojuego de puzles en el que tenemos que ayudar a uno o varios personajes (“peques”, como les llaman en el juego) a conseguir unas baterías que hay en cada uno de los niveles que el juego nos ofrece. Estos escenarios están formados por bloques a lo Minecraft y algunos de ellos pueden ser manipulados a nuestro antojo, algo necesario, porque los caminos que tienen que recorrer los diminutos seres están incompletos y pueden perecer en su travesía.

Veréis, seguramente, como muchos análisis comparan PathCraft con los Lemmings, algo que ya se comentó cuando se vio el primer gameplay del juego. No quiero mentiros; cuando se lanzó el primer título de esa saga, yo no había ni nacido, por lo que la comparación que yo puedo haceros no es rigurosa. Dicho esto, y tras ver diferentes vídeos de las obras pasadas de los Lemmings, entiendo la relación, aunque no esperéis una experiencia calcada a la de esos títulos porque, para empezar, no hay que salvar a ningún peque.

Fácil a simple vista, difícil cuando se lo propone

El concepto del juego es sencillo. Imaginad que, para que nuestro pequeño amiguito llegue a coger uno de esos objetos que necesita para que superemos la pantalla, tiene que recorrer un camino recto. El problema es que, en mitad del recorrido, hay un hueco. Si nuestro peque se acerca a ese hueco, se caerá y será game over en dicha pantalla, por lo que hay que ayudarle.

¿Cómo lo hacemos? El título nos da la posibilidad de mover algunos bloques para terminar de completar los caminos. Por ejemplo, cogemos un cuadrado similar a una caja y lo ponemos en el hueco que rompía el recorrido. De esta forma, nuestro personaje puede alcanzar la batería y superar la fase con éxito. PathCraft es muy sencillo de entender y los primeros niveles son muy simples, pero no todo es así.

No todo es así porque, como seguro que estaréis pensando, las fases no son caminos rectos y sencillos. Pero, más allá de las vueltas que haya que dar, en muchas ocasiones, los bloques que podemos mover son insuficientes para hacerlo todo al principio de la fase. En muchas ocasiones, tenemos que cambiar los bloques de sitio conforme nuestro peque avanza, algo que pone a prueba nuestra rapidez y precisión para evitar errores.

Sobre todo porque el juego tiene algunos detalles que solo descubres jugando. Por ejemplo, si un bloque está elevado una altura sobre el suelo, el peque lo salta. En cambio, si está a dos alturas, el personaje “se choca” y, dependiendo de cómo estén los bloques de alrededor, puede girar o volver sobre sus pasos. Hay que tener en cuenta que el peque se mueve de forma automática y no podemos parar su movimiento.

Cuando avanzamos aparecen nuevos tipos de bloques para complicarlo todo más: desde bloques de arena que se destruyen a nuestro paso, a torretas que disparan bombas y pueden acabar con los personajes, pasando por interruptores y botones que activan o desactivan otros bloques. No quiero destriparlos todos, pero lo cierto es que el juego es lo suficientemente variado para darte horas de diversión sin que lo sientas muy repetitivo.

Algo que es llamativo es el aire infantil que tiene PathCraft en su diseño, hasta el punto de que uno puede pensar que está orientado únicamente a los más pequeños de la casa, pero no es así realmente. Su estilo no concuerda siempre con su dificultad. En los más de 80 niveles que ofrece, hay espacio para todo: los hay muy fáciles y los hay realmente complicados; tanto, que no he podido ni superar todavía alguno de ellos.

Y me parece genial. PathCraft es un videojuego para cualquier persona y esconde retos para todo tipo de niveles. La mayoría de los puzles están bloqueados al principio (solo están disponibles los primeros) y necesitas ir superando los disponibles para poder avanzar y tener a tu disposición todos los niveles. No es necesario conseguir una puntuación concreta para avanzar, aunque el juego te invita a ser mejor.

Y me explico. Cuando superas un nivel, el juego valora tu actuación puntuándote con tres estrellas, dos, una o ninguna, según lo bien que lo hayas hecho. PathCraft premia que resuelvas los acertijos con los movimientos justos, que seas muy meticuloso en manipular bloques. Si un nivel puede resolverse con un solo cambio, hazlo, porque conseguirás tres estrellas. Cuanto más toques, peor será el resultado final.

Esta cuestión de las estrellas está genial para que te piques y lleves al límite tu ingenio, ya que querrás hacerlo lo mejor posible. De hecho, buscarás optimizar tus movimientos, no solo por la vena completista de tener las tres estrellas en todas las pantallas, sino porque podemos ver cómo lo han hecho otros jugadores y eso también te anima a ir más allá. Tú has resuelto una fase en tres movimientos, pero otro lo ha hecho en uno. Eso hace que vuelvas a jugar al nivel para ver cómo resolverlo mejor.

PathCraft

Bloque a bloque

Las estrellas que conseguimos en las fases sirven para desbloquear cosméticos para cambiar la vestimenta de nuestro peque, algo que también veréis reflejado en nuestras propias manos. Es un detalle curioso y que le da una utilidad a las estrellas, que se usan como una moneda en el título. No es un apartado que destaque, pero está bien que podamos darle un toque personal al protagonista.

PathCraft

Pero lo que sí tiene una gran relevancia es el editor de niveles, el otro modo de juego disponible además de los puzles. Es evidente que no todos los jugadores sentirán el deseo de crear fases y compartirlas, pero hay un punto muy importante: si la comunidad apoya la creación de nuevos puzles, la realidad es que la vida del juego se puede alargar de forma infinita.

Cuando entramos al editor, tenemos la opción de probar los que han creado otros jugadores. De momento, como solo estamos jugando los compañeros de la prensa e influencers, no hay mucho donde elegir, pero estoy convencido de que esto cambiará unos días después de la salida de la obra el 19 de enero. Por eso digo que, si los jugadores se vuelcan, habrá nuevos niveles que supongan un desafío todas las semanas.

Desde el punto de vista de la creación de niveles como tal, poco que comentar. Cumple con lo esperado y tenemos a nuestra disposición todos los tipos de bloque que aparecen en el videojuego. Es intuitivo y bastante fácil de comprender, con un modo de borrado para eliminar todo aquello que no nos guste. Insisto en que haber añadido este modo de juego es una decisión muy acertada por parte de Devil Cow Studios.

PathCraft

Buena experiencia VR, pero no todo es perfecto

PathCraft se puede jugar con los mandos o con el seguimiento de manos. La primera vez que lo inicié no quería saber nada de los controladores, tenía claro que quería manejarlo con mis dedos. Pues bien, esa confianza y seguridad desaparecieron cuando llevaba una hora de juego. El problema está en que, si cerramos los dedos y movemos la mano, la escena se mueve, algo que hacemos en muchas ocasiones casi sin querer.

De hecho, me provocó un poco de cinetosis en esos primeros minutos el hecho de mover los escenarios de forma brusca sin esperarlo. Para que eso no suceda, en mi experiencia, tienes que tener las manos bien abiertas mientras no quieras hacer algo, y no es natural. Esto hace que el uso de las manos canse. Ojalá se pueda pulir el sistema, porque preferiría jugar de esa forma. Con los controladores, todo bien, y os recomiendo disfrutarlo con ellos.

Aún así, hay un error mayor para mí, que afecta un poco a la experiencia de juego: la rotación del escenario en horizontal es casi nula. Es decir, casi no podemos girar sobre nosotros mismos la escena. Realmente, solo podemos acercarnos o alejarnos de los bloques, y moverlos hacia arriba o abajo. Esto provoca que, en ciertas ocasiones, tengamos que girar el cuello una barbaridad para ver algunas cosas de forma clara. Y esto, en consecuencia, fastidia también el tracking de manos, porque muchas veces el visor está en una posición que dificulta que las cámaras frontales las vean.

La verdad es que no termino de entender la decisión de no poder rotar el escenario sin reservas, pero espero que lo implementen. Si uno juega de pie y tiene espacio, puede girarse sobre sí mismo de forma real, pero la verdad es que me parece un esfuerzo innecesario para un título que invita bastante a jugar sentado. Este es el único pero importante que le pongo al videojuego.

Y es el único, porque a nivel técnico también funciona perfectamente. No he tenido bugs de ningún tipo y gráficamente cumple sobradamente para los estándares de Meta Quest 2 y es agradable visualmente. El estilo es muy simpático y colorido, con un toque infantil e inocente, y creo que le va a la perfección.

PathCraft

Conclusiones

PathCraft es un buen videojuego de puzles, con una idea bien adaptada a la VR y con una propuesta jugable para toda la familia. Hay retos fáciles y difíciles en sus diferentes fases, y algunos de los acertijos son realmente desafiantes. Además, la decisión de introducir un editor de niveles es, sin duda, muy acertada. Aunque el tracking de manos puede mejorar y creo que sería bueno poder rotar el escenario de mejor forma, me parece que es una buena obra para arrancar 2023. Os lo recomiendo.

Por último, dar las gracias a Plaion España y a Vertigo Games por cedernos una copia de PathCraft.

PathCraft
PathCraft
RECOMENDADO
Ejercita tu cerebro con ingeniosos niveles en RV en el divertido y detallado mundo de PathCraft, un juego de acertijos en plataforma que aparenta ser muy sencillo, donde usas bloques para completar niveles cada vez más complejos. Mantente alerta y reacciona rápido para guiar a tu mini yo. Además, podrás diseñar y compartir tus creaciones con el editor de niveles.
🟩 ¡Que me ha gustado! 👍
Más de 80 niveles para disfrutar
El editor de niveles puede alargar su vida mucho
Es rejugable para sacar todas las estrellas
Estilo gráfico muy acertado
🟥 ¡Que no me ha gustado! 👎
El tracking de manos no es todo lo perfecto que me gustaría
Que no se pueda rotar el escenario
🔥 Mejores ofertas 🔥
COMUNIDADES
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD