Razer Huntsman Mini Mercury

Razer Huntsman Mini Mercury – Análisis

Pequeño pero matón

En el mundo de los teclados existe una gran variedad de tipos y tamaños, por ello Razer nos presenta el teclado Razer Huntsman Mini Mercury. Esta nueva versión del Huntsman es una versión más reducida, pero manteniendo todas las prestaciones, sin importar el tamaño del teclado. No te pierdas nuestro análisis para conocer todos los detalles.

Antes de comenzar, dar las gracias a Razer España por cedernos una unidad de Razer Huntsman Mini Mercury.

INFORMACIÓN DEL RAZER HUNTSMAN MINI MERCURY

El Razer Huntsman Mini Mercury cuenta con los switches ópticos Razer, los cuales ofrecen un accionamiento más rápido, ligero y fluido que los switches mecánicos, ya que tiene menos piezas móviles y funciona con menos fricción. Esta nueva versión cuenta con una durabilidad de 100 millones de pulsaciones. Además, están disponibles en dos variantes: los Switches ópticos con sonido de clic Razer y los Switch óptico lineal Razer mejorado.

En el caso de los Switches ópticos con sonido de clic Razer su distancia de actuación es de 1,5 mm y con una fuerza de actuación de 45 g. Son ideales para quienes quieran una respuesta táctil sonora que se oiga. Por el contrario, los Switch óptico lineal Razer mejorado su distancia de actuación es de 1,2 mm y con una fuerza de actuación de 48 g. Son ideales para quienes no quieran ruido al pulsar las teclas, gracias a sus amortiguadores.

Las propias teclas son de PBT de doble inyección con funciones secundarias impresas en el lateral. Diseñadas para mayor durabilidad, las teclas de este teclado de 60 % de tamaño tienen una calidad texturizada premium que en ningún caso se va a desgastar adquiriendo un acabado brillante y ni perderá la impresión por el uso intenso. Para una referencia más sencilla al ejecutar comandos o atajos, se han añadido también las funciones secundarias impresas en el lateral.

El Razer Huntsman Mini Mercury dispone de un diseño reducido al 60%, por lo tanto, no tiene la fila de función, el grupo de inicio ni la parte numérica de un teclado de tamaño tradicional completo. Aun así, no pierde funcionalidad, ya que todas estas funciones siguen siendo accesibles mediante funciones secundarias y atajos. Ideal para escritorios pequeños o minimalistas.

El propio teclado cuenta con memoria híbrida local y almacenamiento en la nube para un acceso personalizado a los ajustes en cualquier parte. Puedes guardar hasta cinco perfiles en la memoria local híbrida. Su conexión es por cable USB Tipo C desmontable con un cierre de seguridad mantiene el cable conectado durante toda la partida. Como no podría faltar, también cuenta con la tecnología Razer Chroma RGB para disponer de una amplia personalización con 16,8 millones de opciones de color personalizables en cualquier tecla.

CONTENIDO DEL EMBALAJE DEL RAZER HUNTSMAN MINI MERCURY

Como es habitual, hablaremos del contenido del embalaje y que nos vamos a encontrar en el interior del mismo.

En esta ocasión al tratarse de un producto de la gama Mercury, toda su caja está representada en colores blancos, grises y negros. En la parte frontal encontraremos una visión aérea del Razer Huntsman Mini Mercury. Ambos laterales están destinados para el nombre del producto. Por último, la parte trasera está destinada para destacar las características principales del teclado.

El interior de la caja contiene el Razer Huntsman Mini Mercury, el cable USB a USB tipo C, un escrito en inglés por Min-Lian Tan, Co-Fundador, CEO y director creativo de Razer. Además del manual de instrucciones y las pegatinas de Razer.

DISEÑO DEL RAZER HUNTSMAN MINI MERCURY

El Razer Huntsman Mini Mercury cuenta con un diseño ultra reducido (60%), ya que no tiene la fila de función, el grupo de inicio ni la parte numérica. La estructura del teclado es de plástico de gran calidad, pero incluyendo una cubierta de mate de aluminio blanca en la parte superior.

En cuanto a la iluminación, es individual para cada tecla y cuenta con 16,8 millones de colores disponibles. También las patas de elevación tienen dos posiciones, para una elevación mayor y otra a media altura.

Al no disponer de las teclas función o del grupo de inicio, sí cuenta con atajos o funciones secundarias al pulsar la tecla ‘FN’ más otra tecla. Estos atajos se muestran en el frontal de las teclas, para un rápido acceso. Además, dispone de efectos de iluminación preestablecidos al pulsar FN + CTRL + 1 al 7 (Razer Synapse no debe de estar en ejecución).

Las medidas del teclado mecánico son las reducidas, ya que cuenta con unas dimensiones de 103.3 x 293.3 x 36.8 mm (largo x ancho x altura) y un peso de 458 gramos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

RAZER SYNAPSE

El Razer Huntsman Mini Mercury dispone de un software propio muy configurable y es gracias al Razer Synapse 3, en el que podremos personalizar el comportamiento de las teclas y de la iluminación.

Pero antes de comenzar, ya que el teclado cuenta con un paquete precargado de efectos de iluminación Razer Chroma RGB os comentaremos cómo poder acceder a ellos:

  • Efecto apagado: FN + CTRL + 1
  • Efecto estático: FN + CTRL + 2
  • Efecto respiración: FN + CTRL + 3
  • Efecto rotación de espectro: FN + CTRL + 4
  • Efecto onda: FN + CTRL + 5
  • Efecto reactivo: FN + CTRL + 6
  • Efecto luz estelar: FN + CTRL + 7

Ahora sí, pasamos a detallaros por lo alto las posibles configuraciones dentro del propio software.

TECLADO

Tal y como abrimos Razer Synapse, lo primero que nos aparece es la personalización del teclado. En ella podemos cambiar la función que queramos en la tecla que queramos, además de la posibilidad de crear accesos directos y de crear perfiles para guardar nuestras configuraciones. También el poder activar el modo Hypershift y el modo juego.

Razer Huntsman Mini Mercury

En la parte de iluminación podemos aplicar efectos predeterminados por Razer o por lo contrario podemos configurarlo como queramos. Dentro de la iluminación encontraremos también la intensidad del brillo de la iluminación y los perfiles que tengamos guardados.

Razer Huntsman Mini Mercury

PERFILES

El software nos permite ajustar diferentes configuraciones del teclado con distintos juegos, de esta forma, es posible tener bastantes configuraciones en nuestros juegos favoritos. Además, el propio programa encuentra los juegos instalados en nuestro equipo para no tener que buscarlos.

CHROMA

En el apartado Chroma se podrá personalizar a nuestro gusto la iluminación del teclado. Con el modo Studio cada usuario podrá personalizar la iluminación según los gustos de cada usuario. Por el contrario, con las aplicaciones se integrará con terceras aplicaciones para ofrecer una auténtica experiencia de juego. Esta integración permite que las aplicaciones controlen los efectos de iluminación del Razer Huntsman Mini Mercury.

MACROS

Una de las opciones más recomendables, ya que podremos crear un grupo de acciones para que luego se ejecuten sin tener que hacer nosotros nada. Como por ejemplo que el teclado inserte un texto sin la necesidad de escribirlo nosotros. Una vez tenemos la macro grabada, solo tendremos que ir a personalizar y aplicarla en la tecla que deseemos.

Razer Huntsman Mini Mercury

CONCLUSIÓN

Razer por primera vez nos presenta un teclado perfecto para aquellas personas que busquen una versión muy reducida. En una versión Mercury que junto a la iluminación Razer Chroma RGB hacen que sea un teclado precioso. Pero que no te engañe su elegancia y su reducido tamaño, ya que en su interior cuenta con los switches ópticos para ofrecer un accionamiento más rápido, ligero y fluido. Junto a la incorporación de las teclas de PBT con doble inyección con funciones secundarias impresas en el lateral para una mayor durabilidad.

Como viene siendo habitual, el propio teclado dispone de un software dedicado para una amplia personalización, aunque también se pueden aplicar efectos de iluminación preestablecidos cuando no está el software instalado. Incluso se puede hacer uso de su memoria interna para poder guardar hasta cinco perfiles distintos, para que no sea necesario hacer uso de dicho software dedicado.

Su único punto negativo es que no dispone del layout español, aunque no supone un problema para escribir en Windows, pero si podría serlo para aquellas personas que necesiten ver la ubicación de las teclas.

En conclusión, el Razer Huntsman Mini Mercury está recomendado y recibe la medalla de oro por ser un teclado perfecto para quienes busquen que sea sencillo y a su vez eficaz por sus switches ópticos.

For Gamers, by Gamers

Razer Huntsman Mini Mercury
Razer Huntsman Mini Mercury
Pequeño pero matón
Entra en una nueva dimensión letal con el Razer Huntsman Mini: un teclado para juegos reducido al 60 % de su tamaño y con sus punteros switches ópticos Razer. Portátil e ideal para escritorios reducidos, es hora de experimentar un accionamiento a la velocidad de la luz con nuestro diseño más compacto hasta la fecha.
Positivos
Switches ópticos de Razer
Anti-Ghosting N-Key Rollover
Teclas de PBT de doble inyección
Diseño precioso con iluminación Razer Chroma RGB
Memoria interna para perfiles
Software dedicado
Muy compacto y con cable USB desmontable
Negativos
Sin layout español
90
Mejores ofertas
Advertisements
DISCORD
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

¿Para qué sirven las cookies? Utilizamos cookies para que puedas visitar nuestro sitio web y disfrutar de sus funciones. Algunas cookies son estrictamente necesarias para la gestión del sitio web y no se pueden desactivar. Otras cookies (incluidas cookies de terceros) nos permiten mejorar el sitio web gracias a estadísticas que proporcionan o mostrar publicidad de mayor relevancia. Las cookies de terceros solo se activarán si seleccionas "Acetar cookies".  Más información