Red Matter 2 – Análisis

Una aventura espacial imprescindible, con unos gráficos increíbles en Meta Quest 2

Red Matter 2
Fecha de lanzamiento
18 agosto, 2022
Desarrollador
Vertical Robot
Editor
Vertical Robot
Plataformas
META QUEST 2 | STEAM VR | RIFT

Red Matter 2 es uno de los videojuegos de realidad virtual más esperados de 2022. Las expectativas estaban altas, tras un primer juego que dejó muy buen sabor de boca a los fans de la ciencia ficción. Vertical Robot ha creado un título mucho más grande, ambicioso y complejo, dando un gran paso adelante respecto al original. Además, el videojuego establece un nuevo estándar de calidad visual en Meta Quest 2 con los mejores gráficos del visor. Os cuento todo lo que me ha parecido el juego en este análisis.

El Red Matter original salió en 2018. La realidad virtual estaba comenzando a ganar popularidad en la industria del videojuego y aquel título, a pesar de ser corto, era un gran ejemplo de lo que este medio podía ofrecer a los jugadores. Han pasado 4 años desde el lanzamiento del juego (que en años posteriores fue saliendo en diversas plataformas) y en la realidad virtual han pasado muchas cosas.

Una de las grandes “cosas” que ha pasado es Half-Life Alyx. El videojuego de Valve dio un puñetazo encima de la mesa, sentando un precedente que, hasta ahora, ha sido casi imposible de alcanzar. Es evidente que comparar la mayoría de juegos que salen en realidad virtual con Alyx es injusto, porque la RV está impulsada sobre todo por estudios indies que no tienen los mismos recursos. Aún así, muchos de ellos tratan de reproducir y adaptar las dos grandes virtudes de este videojuego: interacción e inmersión.

Red Matter 2 ha sacado cosas de Half-Life Alyx, estoy convencido, porque hay algunos detalles que me han recordado a ese juego, y me parece genial. Pero lo mejor es que Vertical Robot, el estudio español a cargo del videojuego, ha sabido mantenerse muy fiel a lo que creó en el original, proporcionando nuevas mecánicas, puzles más complejos, escenarios preciosos y con más secretos, y dando una capa mayor de inmersión. El título te hace creer de verdad que estás en medio del espacio intentando descubrir el misterio de la materia roja, y eso hay que aplaudirlo.

Red Matter 2

Una aventura espacial con mayúsculas

Hace unos días, cuando publiqué el análisis de Moss: Book II, os conté que el videojuego me parecía la culminación de la idea original, con un título más grande, ambicioso y mejor. Con Red Matter 2 podríamos hablar de lo mismo. El juego es una secuela directa del primer juego, que considero necesario para poder entender bien en qué situación nos encontramos. Aunque el juego te recuerda un poco lo acontecido, creo que si no has jugado al original, no vas a terminar de entender qué sucede. Por cierto, es posible que haya algún spoiler del primero de ahora en adelante, lee con cuidado y bajo tu responsabilidad.

En Red Matter 2 somos Sasha, uno de los científicos que participaba en la investigación de Volgravia sobre la materia roja. Tenemos otro cuerpo, sí, pero al menos ya no vivimos dentro de una simulación. Nuestro objetivo principal en el juego es encontrar a nuestro amigo Stas y descubrir qué es lo que está pasando realmente con la materia roja. En el viaje descubrimos que aún hay más misterios sin resolver de lo que pensábamos, con incluso la aparición de personajes que creíamos desaparecidos.

Red Matter 2

En el videojuego seguimos los pasos de Stas y eso nos lleva a varios lugares, a los que habrá que viajar en nave. Aunque son viajes automáticos y en los que vemos el despegue y el aterrizaje, las vistas son absolutamente increíbles. Estar en las lunas de Saturno o Neptuno es una experiencia increíble, asombrosa, que os hará abrir la boca de incredulidad. También lo haréis cuando viajéis en un tren construido en Tritón, luna de Neptuno… Pero esto os lo digo solo para poneros los dientes largos.

Como ya pasara en el primero, Red Matter 2 es una experiencia lineal, con algunos lugares más amplios que otros. Para avanzar, deberemos resolver diferentes puzles y acertijos. Todo el juego está lleno de ellos y es importante tener los ojos bien abiertos. Además, es importante que lo toquetéis todo. Vertical Robot ha plagado los escenarios de objetos que se pueden tocar, coger, mover… Y eso en ocasiones nos hace descubrir la solución al puzle que nos ocupa.

El juego se ha vuelto más complejo, no solo porque los puzles son más avanzados en su mayoría (y ojo a los del final), sino porque el título ha ganado mucho en verticalidad. De hecho, hay fases de cierto plataformeo. En Red Matter 2, al contrario que en el original, no nos movemos por una especie de teletransporte gracias a nuestro traje. Aquí andamos de forma normal y corriente, pero contamos con un jetpack, que nos permite llegar a lugares altos o saltar distancias insalvables para cualquier ser humano.

Esta verticalidad extra también le da mayor profundidad a los escenarios, abre un nuevo camino para la complejidad de los puzles y hace que tengamos que estar muy atentos a lo que nos rodea. A veces la solución a nuestro atasco estará en un panel de control en lo alto de una plataforma; en otras estará en una trampilla bajo nuestros pies. Incluso hay momentos en la historia para el sigilo, ya que tendremos que escapar de torretas que nos dispararán si entramos en su campo de visión. El juego es mucho más rico y variado en sus situaciones.

Esta nueva forma de moverse puede que haga la experiencia del juego algo más agresiva para noveles, pero cualquier persona que esté ya acostumbrada a la realidad virtual lo va a disfrutar mucho sin problemas. Por cierto, el movimiento lateral del cuerpo, que se hace como es habitual con el stick derecho (girar la cámara, para que nos entendamos) está activado por defecto con el uso total del giro, sin hacer saltos de 30 o 45 grados. A mí esto me ha gustado mucho, pero todo es configurable para que se adapte a vuestra tolerancia a los mareos, no os preocupéis.

Los puzles, como decía, son más complejos y diversos, y a eso ayuda sin duda las nuevas herramientas que también tenemos a nuestro alcance. Más allá del jetpack y las posibilidades que eso brinda, otro elemento novedoso es una especie de conector que tenemos en nuestro guante izquierdo y que nos permite hackear algunos ordenadores que encontramos por los escenarios. De hecho, para poder burlar su seguridad, tenemos que hacer un pequeño minijuego algo extraño y del que no se explica nada, pero que me ha recordado mucho a algunos que aparecían en Half-Life Alyx, con un concepto parecido.

Además de eso, hay otros nuevos en los que tenemos que recuperar la energía de algunos circuitos configurando el camino de la corriente o dando el voltaje adecuado. También vuelven puzles en los que tenemos que descubrir contraseñas, y otras sorpresas que evidentemente no quiero destripar. Pero eso no es todo, porque una de las herramientas nuevas es un arma. En cierto punto del juego, obtenemos una especie de pistola láser que sirve para resolver algunos puzles, pero que también se utiliza para eliminar enemigos.

Sí, en Red Matter 2 hay combates. No son muchos, pero los hay. No creo que el primero los necesitara, pero estamos tan acostumbrados ya a disparar con algo que creo que muchos de nosotros lo echamos en falta. Su introducción en el 2 es orgánica y tiene sentido por la trama, algo que se agradece. No es lo que mejor funciona del juego, pero creo que el comportamiento de este aspecto tiene su razón de ser. Me explico.

El arma que tenemos a nuestra disposición es ciertamente imprecisa desde lejos y se caliente rápidamente. Vertical Robot no quería que los combates fueran una suerte de “vaciar el cargador”. Son “minipuzles” en sí mismos. Nos enfrentamos a droides de defensa, que tienen puntos débiles en su cuerpo. Disparar por disparar no les hará ningún rasguño, así que hay que descubrir cuál es la forma correcta de acabar con ellos. El problema es que no hay variedad y es fácil entender su comportamiento, que es algo simple.

Que el arma sea imprecisa desde lejos creo que es una decisión de diseño, que responde a dos cuestiones: 1) nuestro personaje no está entrenado en combate (teóricamente, hay un buen guiño a eso) y 2) esto nos obliga a acercarnos a los enemigos para que la acción sea más frenética y arriesgada. Como comentaba, no creo que sea lo mejor del juego, pero tampoco es molesto. En mi opinión, le da aún más variedad al gameplay y es otro elemento más con el que enriquecer los puzles. Hay margen de sobra para mejorar los tiroteos, pero como no son abusivos, son llevaderos.

Desde luego, entre los puzles, el misterio de la historia, las nuevas herramientas, los combates y todo lo que Red Matter 2 nos ofrece, estamos ante una aventura espacial con mayúsculas. La inmensidad del espacio y la incertidumbre por lo desconocido están presentes, y ayudan a crear una inmersión que pocos juegos han conseguido realmente. Además, sigue existiendo espacio para situaciones paranormales, que nos harán vivir momentos tensos.

Red Matter 2

Gráficamente increíble

Red Matter 2 es una auténtica virguería gráfica, un videojuego que empuja el hardware de Meta Quest 2 a límites insospechados, y además de forma nativa. Os aseguro que el videojuego es gráficamente increíble, magia negra. La iluminación es fantástica, con reflejos en tiempo real totalmente logrados, dando una sensación de realismo que no había visto antes en un juego que se moviera en estas gafas.

Vertical Robot ha conseguido que el resto de juegos de Meta Quest 2 parezcan malos en el apartado gráfico. Red Matter 2 sienta un nuevo estándar visual, que muchos estudios querrán replicar a partir de ahora. Si yo fuera Vertical Robot estaría ya vendiendo un curso a otros estudios de cómo crear los mejores gráficos posibles en Meta Quest 2; es más, si fuera Meta, me pensaría hasta si hacerles una oferta de compra. Vais a flipar, de verdad.

Pero más allá de los gráficos, es que el juego vuelve a ser genial en el apartado artístico. Los escenarios son ricos en detalles y los exteriores son bonitos a rabiar. Estar en Tritón y mirar hacia arriba, donde se encuentra Neptuno, imponente con sus tonos azules, es una experiencia que tenéis que vivir. Yo soy muy fan de la ciencia ficción y del espacio, y estar ahí ha sido algo indescriptible. Por supuesto, el rollo soviético del juego ayuda, especialmente si también te atrae esa temática.

La banda sonora es fantástica, e incluso hay acordes que me encajarían en una película de Star Wars. El audio también ayuda a que la experiencia sea genial, pero hay un pero en todo esto: el videojuego sale al mercado sin el doblaje al español, algo que sí tenía el original. De momento, el título tiene todos los textos en español y voces en inglés.

Eso sí, Vertical Robot nos ha confirmado que el doblaje al castellano llegará en el futuro y que quieren incluso que sea mejor que en el primero. Eso sí, que este hecho no os frene para comprarlo: el doblaje en inglés está genial y, por suerte, no hay mucho que leer de subtítulos. No es agobiante jugar con ellos y, de hecho, si tenéis un buen nivel de inglés puede que ni os hagan falta, porque se entiende todo perfectamente.

Por último, y hablando de la duración, el juego es bastante más largo que el original. Está claro que en un videojuego así la duración puede variar mucho de un jugador a otro, porque depende de lo que os atasquéis con los puzles. Yo he estado bloqueado un par de veces porque no veía la solución, aún teniéndola delante de mis narices. Diría que el juego puede tener una duración de entre 6 y 10 horas. Sí, es una horquilla amplia, pero como decía, depende mucho de lo rápidos que estéis con los acertijos. Aún así, una duración más que adecuada en mi opinión y que no deja con la miel en los labios como el primero.

Red Matter 2

Conclusiones

Red Matter 2 es un paso adelante tremendo respecto al original, un juego más grande y ambicioso, y que ofrece una experiencia de esas que te dejan boquiabierto. El título vuelve a ser un ejemplo de inmersión y empuja la tecnología de la realidad virtual a un nuevo límite. La versión de Meta Quest 2 que he jugado tiene los mejores gráficos del visor y Vertical Robot demuestra que se puede sacar mucho potencial a las gafas si el trabajo se hace bien. Red Matter 2, aunque no es perfecto, sí es lo suficientemente genial para ser un imprescindible de la realidad virtual.

Red Matter 2
IMPRESCINDIBLE
Red Matter 2 es una aventura que tiene lugar en una Guerra Fría distópica cuyos acontecimientos ocurren después de Red Matter. Es la historia de cómo personas atrapadas en una realidad creada por sus gobernantes, se rebelan contra su destino y luchan por hacer lo correcto.
🟩 ¡Que me ha gustado! 👍
Escenarios preciosos y más complejos
Nuevos puzles divertidos
La introducción de nuevas mecánicas
Los gráficos son increíbles
🟥 ¡Que no me ha gustado! 👎
El combate es mejorable
La ausencia de doblaje en español en esta primera versión, aunque el estudio ha confirmado que llegará en el futuro
🔥 Mejores ofertas 🔥
COMUNIDADES
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD