Stellaris: Console Edition – Análisis

Aunque el título salió hace un año en consolas, ahora ha llegado la versión física

Fecha de lanzamiento
9 junio, 2020
Desarrollador
Paradox Development Studio
Distribuidor
Paradox Interactive | Koch Media
Plataformas
PS4 | Xbox One

La versión física de Stellaris: Console Edition llegó el pasado 9 de junio a Playstation 4 y Xbox One. Esta edición, que incluye tres DLCs y el modo multijugador, es una buena oportunidad para adquirir el título con contenido extra. El videojuego salió hace más de un año en consola y originalmente para PC en 2016. Por tanto, en este pequeño análisis nos centraremos en contar las novedades de esta edición física. Aún así, introduciremos Stellaris y comentaremos algunos aspectos primordiales para aquellos jugadores que no estén familiarizados con él. Ha sido desarrollado por Tantalus, editado por Paradox Interactive y, en España, lo distribuye Koch Media.

Estrategas espaciales

Stellaris es un juego de estrategia en tiempo real 4X (exploración, expansión, explotación y exterminación). En el título, encarnamos al máximo dirigente de un imperio espacial. La temática del juego es totalmente fantasiosa y basada, como decimos, en dominio intergaláctico. Es importante señalar que Stellaris no posee un modo campaña como tal. Por tanto, podremos disfrutar de partidas sueltas contra la IA u otros jugadores. Una de las grandes novedades de esta edición es la inclusión del modo multijugador, gracias a que trae una de las expansiones que lo permiten.

Nada más comenzar el juego encontramos una de las grandes virtudes de Stellaris: su gran personalización. Antes de comenzar una partida, seleccionamos qué raza e imperio queremos controlar. Podemos elegir entre unos predeterminados, con sus costumbres, políticas, ventajas y desventajas. Pero, si no nos gusta ninguno de los prediseñados, podemos crear uno a nuestro gusto. Esta opción, aunque en nuestra opinión es para jugadores experimentados, da al jugador plena libertad para encarar su partida. Este alto nivel de personalización también está presente en otros aspectos de la configuración de las partidas, para hacerlas más o menos difíciles, largas… Hay muchas opciones diversas.

El objetivo de cada partida será llevar a nuestro imperio a lo más alto y dominar el universo. Como es habitual en este tipo de juegos, las opciones de victoria son diversas. No todo se reducirá a la guerra y al enfrentamiento directo. De hecho, creemos que la virtud de Stellaris está en la macrogestión. Las batallas, por ejemplo, no son nada del otro mundo y son automáticas. Tampoco es un título que posea una microgestión salvaje y normalmente contamos con pocas unidades a manejar.

Stellaris: Console Edition es un buen ejemplo de adaptación

Históricamente ha sido complicado ver juegos de estrategia en consolas. Es un género muy asociado al ordenador y al uso del ratón y teclado. Esto sigue siendo así hoy en día, y la realidad es que el PC es la mejor plataforma para disfrutar de estos títulos. Pero, es justo decir que en los últimos años se han realizado ports con buenas adaptaciones al control con mando. La propia Paradox Interactive tiene experiencia con títulos recientes, como Cities: Skylines o Surviving Mars (son otro tipo de juegos de gestión, pero la comparación es correcta). También podemos mencionar juegos como Civilization VI (Ubisoft), que posee versión para consola.

Stellaris: Console Edition es un ejemplo a seguir de adaptación al entorno de consola. La interfaz de usuario fue rediseñada para adaptarse al uso del mando. Creemos que, para lo complejo que es el juego y la cantidad de opciones que tiene, la solución es bastante buena. El uso de la cruceta para seleccionar 4 grandes menús en los que gestionar diferentes apartados es acertado.

Pero, lo que es de recibo señalar es que Stellaris es un juego tremendamente complejo. Pasa con la mayoría de títulos de este género. Normalmente la curva de aprendizaje es elevada y las primeras horas son complicadas. La primera partida suele ser de adaptación y conocimiento de las opciones que tenemos a nuestra disposición. Aún así, si eres un jugador nuevo necesitarás varias para jugar con soltura. Eso sí, tenemos que decir que los tutoriales y los consejos en pantalla abundan y están totalmente implementados. Casi cualquier cosa que seleccionemos activa un cuadro de diálogo para orientarnos al respecto. Por supuesto, lo podremos desactivar cuando ya no necesitemos más ayuda.

Demasiado pasivo

El problema de Stellaris es que el juego es poco dinámico. Tenemos muchísimas cosas de las que estar pendientes (explorar y sondear sistemas, construir nuevas instalaciones o naves, recolectar recursos, investigar, y un largo etcétera…), pero todo se siente demasiado pasivo. Es un juego para amantes de la estrategia más pura y poco recomendable para usuarios que no tengan experiencia. Quizá no es el mejor título por el que empezar a adentrarse en el género.

Técnicamente funciona de forma correcta sin ningún problema, pero goza también de esa pasividad. Hay pocos elementos en pantalla, las unidades casi no se distinguen y no hay mucho que destacar gráficamente. A nivel sonoro cumple, con música ambiental que sí evoca al espacio, pero tampoco goza de demasiados alardes.

Stellaris: Console Edition, el juego base y tres DLCs

Stellaris: Console Edition trae el juego base en disco y tres de sus DLCs (hay más, y de hecho pronto llega otro): pack de la historia de los Leviathans, pack de especies Plantoids y la gran expansión Utopia. Todos ellos, en menor o mayor medida, añaden contenido y funcionalidades al juego, ampliando las posibilidades.

Otra gran novedad que llega a Stellaris en consola es el modo multijugador. Los usuarios, usando una cuenta de Paradox y Playstation Plus, podrán jugar en línea. Existe la posibilidad de guardar y cargar partidas online, por lo que se podrán crear salas privadas entre amigos para jugar cuando todos puedan.

Conclusiones

Stellaris: Console Edition es una muy buena oportunidad para adquirir el título en consola. Trae de serie varios DLCs y el añadido clave del multijugador, así como el romanticismo de tener el juego en físico. Para muchos coleccionistas esta edición será una gran noticia. El juego es profundo y es un buen ejemplo del género, si bien es complejo y recomendable principalmente para jugadores experimentados. Si eres un usuario nuevo puedes acercarte a él sin miedo, gracias a su interfaz y gran cantidad de tutoriales. Eso sí, tendrás que preparar dosis de paciencia y hacer un gran esfuerzo por entenderlo todo.

Por último, dar las gracias a Koch Media España por cedernos una copia de Stellaris: Console Edition.

Stellaris: Console Edition
Stellaris: Console Edition, una buena forma de adquirir el título
Stellaris es un buen juego de estrategia en tiempo real, recomendado para amantes del género y para aquellos que disfruten con la temática espacial. Esta edición, además del encanto de ser en físico, trae varios DLCs con ella, con el consiguiente ahorro que puede suponer.
Positivos
Juego base, tres DLCs y multijugador
Adaptación perfecta a consola
Mucha personalización y grandes posibilidades en términos estratégicos
Negativos
Sin alardes en la parte técnica
Curva de aprendizaje pronunciada
8
Advertisements
Anuncios

¿Para qué sirven las cookies? Utilizamos cookies para que puedas visitar nuestro sitio web y disfrutar de sus funciones. Algunas cookies son estrictamente necesarias para la gestión del sitio web y no se pueden desactivar. Otras cookies (incluidas cookies de terceros) nos permiten mejorar el sitio web gracias a estadísticas que proporcionan o mostrar publicidad de mayor relevancia. Las cookies de terceros solo se activarán si seleccionas "Acetar cookies".  Más información