Tentacular

Tentacular – Análisis

Ser un calamar gigante es una de las experiencias más extrañas que he vivido en un videojuego

Fecha de lanzamiento
24 marzo, 2022
Desarrollador
Firepunchd Games
Editor
Devolver Digital
Plataformas
Steam | Meta Quest

Si Devolver Digital está detrás de un videojuego, las expectativas que se crean son altas. Tras el moderado éxito de Gorn, la editora ha seguido apostando por la realidad virtual con el lanzamiento de Tentacular, el nuevo juego de Firepunchd Games, uno de los títulos más extraños y alternativos que he jugado en mi vida. Pero, ¿merece la pena? La respuesta quizá no es la que esperas, pero acompáñame en este análisis para descubrir por qué Tentacular es tan único.

¿QUÉ ES TENTACULAR?

Reconozco que la primera vez que vi Tentacular me llamó mucho la atención y tenía claro que quería jugarlo. En este videojuego, que podríamos encajar realmente en el género de los puzles, nos ponemos en la piel de una especie de calamar gigante, una bestia que recuerda a un kraken. Encajamos perfectamente en la definición de kaiju, una palabra japonesa que describe a una bestia extraña y normalmente gigante. Lo curioso del tema es que, aunque seamos un monstruo que asustaría a cualquiera, nuestro objetivo en el videojuego es ayudar a los humanos.

Sí, porque el monstruo al que encarnamos forma parte de La Kalma, una ciudad compuesta por islas en la que hemos liado más de un jaleo en el pasado, pero que no deja de ser nuestro hogar. En la búsqueda de un hueco para que podamos convivir con los pequeños seres de este lugar y ser productivo (hemos cumplido 16 años), se nos encomienda la misión de ayudar a los ciudadanos con algunas tareas difíciles, en las que nuestra gran fuerza y nuestro enorme tamaño son de ayuda.

Esto nos lleva a realizar misiones de todo tipo, aunque principalmente ayudamos a la ciudad a desarrollarse en ciertas áreas urbanas. Nuestra labor se centra, sobre todo, en diferentes aspectos de la construcción «para mejorar la ciudad», pero las tareas son diversas y se salen a veces de ese guion. Por ejemplo, en un punto tenemos que echar un cable a un personaje totalmente inspirado en Elon Musk con sus locas ideas «espaciales».

Tentacular

NO TODO ES LO QUE PARECE

Aunque Tentacular tiene algo de sandbox (no es un mundo abierto, sino que hay cierta libertad en cómo se hacen las cosas), posee una historia lineal dividida en diferentes misiones con NPCs. El relato versa principalmente sobre dos cuestiones: el misterio de un extraño platillo volante que aparece en los primeros compases del juego y en resolver la gran pregunta de quiénes somos nosotros realmente. La historia no engancha demasiado, aunque reconozco que no esperaba el rumbo que toma la narrativa.

La historia avanza mientras ayudamos a los habitantes a las tareas que se nos encomiendan, que en la mayoría de ocasiones no dejan de ser pequeños puzles o pequeños trabajos en los que cumplir un objetivo concreto que se nos marca. Hay fases mucho más logradas que otras pero, en general, no me he divertido demasiado jugando a Tentacular.

Es gracioso experimentar la realidad con un ser que solo puede agarrar los objetos con tentáculos, con todas las dificultades que eso conlleva, pero el juego propone tareas demasiado simples o poco atractivas, algo que quizá puedan apreciar más los jugadores nuevos de realidad virtual. Lo peor es que algunas de estas tareas se alargan demasiado por el hecho de que el control es a veces complicado de manejar porque hacer ciertas cosas con esos tentáculos se vuelve tedioso.

La interacción con el mundo es menor de lo esperado y no hay mucho más que hacer aparte de coger la mayoría de objetos para colocarlos en otro sitio o lanzarlos. El juego, eso sí, se esfuerza por ir introduciendo poco a poco elementos y «poderes» que rompen un poco con la monotonía y que favorecen que nuestra imaginación vuele por momentos.

Como decía, una de las tareas recurrentes es que construyamos ciertas estructuras y, para ello, se nos ofrece la posibilidad de utilizar algunos materiales que, por ejemplo, pueden servirnos para unir dos vigas para hacer estructuras. Aunque hay cierta libertad para llegar a las construcciones que se nos demandan, lo mejor realmente no está en las misiones de la historia si queréis experimentar con las posibilidades, sino en el lugar en el que se nos deja crear a nuestro gusto.

Tentacular

LA MAGIA DE LA LIBERTAD

Para mí lo mejor de Tentacular no está en su historia, aunque tenga momentos de humor y referencias a la actualidad que os harán sonreír. La virtud está en que tenemos un «patio de recreo», una isla donde podemos generar los objetos que queramos (ya sean materiales para construir, coches para decorar o incluso humanos) y construir a nuestro gusto, aunque con algunas limitaciones.

El problema es que, aunque este modo sea más atractivo y alargue la vida del juego (unas 7-8 horas de campaña, más o menos), no me parece que el modo de construcción del juego sea un motivo para jugar a largo plazo. Puedes divertirte un rato haciendo algunas estructuras imposibles, pero no creo que tenga mucho recorrido en el tiempo.

La mayor pega de Tentacular es que me parece un juego que no atrapa, que no entretiene tanto como debiera, que no es lo loco que uno espera que sea, teniendo en cuenta el contexto y la propuesta. Desde luego, no me parece un videojuego muy recomendable para aquellos que lleven mucho recorrido en la realidad virtual porque sentirán que la experiencia es insulsa, aunque puedan sentirse atraídos por el extravagante concepto del juego. También tengo mis dudas respecto a jugadores noveles en realidad virtual, ya que el juego implica jugarse sentado y de pie, y el movimiento por el mapeado puede provocar algo de motion sickness si no estáis acostumbrados a ello.

He podido disfrutar de Tentacular en Meta Quest 2 y el juego presenta unos colores muy vivos y un buen rendimiento. Tiene un diseño artístico peculiar y sencillo, con tonos planos y que apuesta por la ligereza visual, lo que no quita que tenga algunos entornos con buenos detalles. Es un ejemplo muy bueno de lo que pueden dar de sí las gafas de Meta.

Tentacular

NUESTRA OPINIÓN

Creo que Tentacular es fácilmente comparable con videojuegos como Goat Simulator: juegas un rato, te ríes, no terminas de comprender por qué alguien decide hacer un videojuego así (aunque valoras el atrevimiento y la idea, claro), pero al final no encuentras la motivación para volver porque el tiempo que has pasado con él no te ha terminado de llenar. Tentacular es un videojuego único y diferente, de eso no hay duda, pero es una opción arriesgada que no gustará a todo el mundo.

Por último, dar las gracias a Cosmocover por cedernos una copia de Tentacular.

Tentacular
Tentacular
Criado entre humanos en la bulliciosa y excéntrica isla de La Kalma, por fin ha llegado el momento de desentrañar los secretos de tu misterioso origen, al tiempo que trabajas como el manitas más fuerte del mundo. Ayuda a tus amigos humanos a investigar una extraña e increíblemente poderosa fuente de energía a través de una colosal colección de actividades de acción y puzles de construcción, usando tus tentáculos titánicos para ayudarte en tu búsqueda de respuestas, y desbloquea elementos para tu propia zona de juegos en el creativo modo «sandbox».
🟩 ¡Que me ha gustado! 👍
Ser un kraken es una experiencia única
El juego tiene humor en sus conversaciones
La libertad para construir es entretenida
🟥 ¡Que no me ha gustado! 👎
La historia no atrapada mucho y hay demasiadas conversaciones
No termina de ser todo lo divertido que se espera de una propuesta así
🔥 Mejores ofertas 🔥
COMUNIDADES
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD