Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall – Análisis

Acción y exploración de fantasía, con algunos peros que empañan la experiencia

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall
Fecha de lanzamiento
19 mayo, 2022
Desarrollador
Carbon Studio
Editor
Carbon Studio
Plataformas
Meta Quest | Steam VR

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall ha llegado a Meta Quest 2, tras su salida en PCVR en 2021, con una versión sorprendentemente buena y que ha hecho las concesiones justas para salir en el dispositivo autónomo de Meta. Los fans de los juegos de acción disfrutarán del viaje que propone el título, siempre y cuando acepten los errores que tiene. Te cuento lo que me ha parecido en este análisis.

Para tener todas las cartas sobre la mesa, tengo que deciros que no jugué a la versión de PCVR de Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall, así que mi experiencia con el título de Carbon Studio es totalmente nueva. Por tanto, este es un análisis completo de lo que me ha parecido el videojuego, que tiene elementos muy chulos y otros que, incluso, te sacan bastante de la acción.

El juego nos pone en la piel de un caballero del ejército de los Forjados en la Tormenta. Como deja claro el título, el videojuego está ambientado en la Era de Sigmar que, sinceramente, es una de mis favoritas de Warhammer por el diseño de sus personajes. Enfrentarme a los enemigos de esta saga, como los Noctánimas (Nighthaunt), ha sido genial y una de las mejores sensaciones del título (aunque falta algo de variedad, todo sea dicho). Realmente te sientes parte de una aventura ambientada en este universo y eso mola mucho si eres fan.

La premisa del juego es sencilla, pero actúa como excusa para lanzarnos a la acción. Un nigromante ha realizado un fuerte ataque contra una ciudad, que ha quedado arrasada y ocupada por los muertos. Nuestro papel, enviados por la gracia divina, es acabar con esta amenaza e intentar recuperar la normalidad. La historia no es nada destacable y, como decía, se utiliza para situar el contexto y poco más. Por tanto, ¿qué hace atractivo a este juego? El combate y la exploración, pero con matices.

Golpes a la nada

Teniendo en cuenta que el relato del juego dice poco, lo realmente importante aquí es la jugabilidad. Y aquí tengo buenas y malas noticias, con el gran inconveniente de que me ha pesado mucho la parte negativa, aunque esto es algo más personal. Como comentaba, Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall es un juego de acción en primera persona en el tenemos que ir acabando con enemigos y resolver algunos puzles (sencillos) para descubrir su historia.

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall

El combate es muy atractivo de primeras. Tenemos a nuestra disposición varias armas a elegir (por ejemplo, lanzas, espadas, hachas…) y hechizos poderosos, que nos ayudan a ir matando a los enemigos que nos encontramos. El juego es, en general, ciertamente lineal, aunque tengamos recovecos para explorar. Según vayamos avanzando, hordas de rivales irán apareciendo, en ocasiones en gran número, algo que da un carácter épico al título.

El gran fallo está en el sistema de colisiones del juego. Todos sabemos que la tecnología de realidad virtual está en pleno crecimiento y le queda mucho para ser ideal, pero al menos uno espera que los juegos sean lo más creíble posible. Y esto no sucede aquí. Las armas solo tienen colisión en ciertas partes, por lo que puedes atravesar multitud de objetos con las armas al usarlas, pero lo peor no es eso.

Lo peor es que los enemigos tienen también una hitbox rarísima, porque solo podemos impactarles en ciertas partes para que se cuente como golpe. Es decir, puedes darle espadazos a un esqueleto y no hacerle nada, porque no todo el cuerpo del enemigo tiene colisiones. Esto se descubre ya en los primeros 5 minutos de juego y es algo que saca mucho de la experiencia.

Tengo que deciros que algunas personas que sí jugaron al juego en PC han comentado que las colisiones son mejores en esta versión, y eso me ha dejado completamente patidifuso. No quiero ni imaginar cómo serían al principio… Pero me parecen bastante malas. Esta falta de colisiones está presente en distintos elementos del juego y hace que todo se perciba demasiado falso.

Estoy convencido de que algunos jugadores podrán abstraerse de esta falta de solidez en los objetos, pero a mí me ha sacado de la acción. Es cierto que es habitual que los juegos de realidad virtual no tengan colisiones en todo lo que se muestra ante nuestros ojos, pero en este videojuego es exagerado, en mi opinión. Es todo lo contrario a inmersión.

Si obviamos esto, el combate, más allá del cuerpo a cuerpo, se centra en la magia y en la defensa. Con ciertas armas podremos realizar hechizos que pueden ser devastadores. Hacerlos es satisfactorio y te sientes poderoso. En cuanto a la defensa, con las armas podemos bloquear los ataques enemigos. Cuando nos atacan, podemos ver cómo impactará el ataque en nuestro cuerpo en caso de hacerlo, y debemos poner nuestra arma en una posición que evite el golpe. Recuerda en cierta forma a Until You Fall, aunque en ese juego funcionaba mejor el sistema. Eso sí, como no dominéis la defensa, puede que el juego se os vuelva demasiado complicado al final.

¿Es divertido combatir? Sí, lo es, pero tienes que aceptar las colisiones extrañas y una IA mejorable. No puedo evitar deciros que esperaba más, pero lo cierto es que es entretenido, especialmente cuando llevas varias horas jugando, ya que encontramos momentos en los que tenemos que acabar con numerosos enemigos (situaciones estresantes, pero muy chulas por los ataques mágicos que podemos ejecutar).

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall

Exploración y otras actividades

Aunque el juego es lineal, tiene momentos para romper esa rutina. La gran ciudad sirve como hub y base de operaciones, y desde ella iremos aventurándonos a las diferentes mazmorras, mapas y misiones, tanto principales como secundarias. Lo bueno de estos retos alternativos es que, algunos de ellos, consisten en actividades diferentes (como escalada y puzles) a las de la campaña principal y se sienten como un soplo de aire fresco.

Además, es importante perderse por los distintos mapeados (que iremos desbloqueando), ya que podremos encontrar diversos objetos y secretos que nos ayudarán en nuestra aventura. De nuevo, no estamos ante un videojuego con grandes recovecos, pero investigar se premia en cierta manera y también ayuda a descubrir un poco más sobre el lore del videojuego.

A pesar de esa linealidad, el diseño de niveles es bueno e iremos descubriendo atajos según avancemos en cada una de las zonas. De hecho, el juego mejora bastante con el paso de las horas, tanto en lo que proponen las misiones, como en los propios combates que se desarrollan. El videojuego os dará fácilmente unas 8 horas de juego, más o menos, aunque dependerá de la dificultad y vuestra habilidad.

La versión de Meta Quest 2 y sus novedades

Aunque hay que insistir en que Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall en Meta Quest 2 es el mismo juego que en PCVR, esta versión se ha lanzado con algunas novedades respecto a la que salió en PC por primera vez. Además de incluir las diferentes mejoras que se han ido introduciendo en el juego, también se ha incluido el modo de dificultad Experto y se han ajustado los objetos que se encuentran en la historia.

Más allá de eso, el añadido más importante es un nuevo modo que nos enfrenta a hordas de enemigos en diferentes fases, con algunos elementos roguelike. Carbon Studio ha introducido este modo aprovechando el lanzamiento en Meta Quest 2, aunque está en beta. Le da rejugabilidad al título y alarga su duración, además de ser un añadido fantástico para aquellos jugadores que realmente se hayan enamorado del combate.

En el apartado gráfico, aunque es lógico que existan diferencias con la versión de PC, hay grandes noticias. El juego se ve muy bien. El estándar visual de Meta Quest 2 es el que es y hay que reconocer que en ese aspecto se ha hecho un trabajo fantástico. Faltan detalles y se ha tenido que rebajar la calidad, pero es uno de los mejores en estas gafas. Eso sí, hay algunos bugs que pueden empañar la experiencia. No son habituales y, en teoría, también se ha mejorado este aspecto respecto a la versión de PCVR, pero me he encontrado alguno en mi aventura.

Conclusiones

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall es un videojuego de acción entretenido, pero sus extrañas colisiones hacen que la inmersión, que sí crea con otros elementos, salte por los aires. Este hecho puede llegar a afectar de forma negativa a la experiencia, pero si consigues no darle tanta importancia, encontrarás un juego con un combate dinámico, perfecto para fans de Warhammer, pero también para aquellos que no sigan el mundo de las miniaturas.

Por último, dar las gracias a Carbon Studio por cedernos una copia de Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall.

Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall
Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall
Lánzate a un épico viaje por el Reino de la Muerte en este juego de acción y aventura de Warhammer Age of Sigmar. ¡Domina la magia y el combate cuerpo a cuerpo por movimiento estilo Souls que solo la realidad virtual puede ofrecerte! Siente la emoción del combate y haz frente a siniestros enemigos.
🟩 ¡Que me ha gustado! 👍
Combate variado y satisfactorio
Un juego lineal, pero con espacio para la exploración y actividades variadas
Muy buenos gráficos en Meta Quest 2
🟥 ¡Que no me ha gustado! 👎
Las colisiones y las hitbox son muy mejorables
🔥 Mejores ofertas 🔥
COMUNIDADES
ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD