requisitos trials of mana

Trials of Mana – Análisis

El remake de Secret of Mana 2 es una recreación muy fiel al original

Carátula Trials of Mana
Fecha de lanzamiento
24 abril, 2020
Desarrollador
Square Enix
Distribuidor
Koch Media
Plataformas
PS4, Nintendo Switch y Steam

Trials of Mana, el remake del clásico JRPG Secret of Mana 2, ha llegado a Playstation 4, Nintendo Switch y PC (Steam) de la mano de Square Enix. El título guarda lealtad al original, tanta que en ciertos momentos el juego se siente demasiado clásico. A pesar de esa fidelidad, el combate ha sufrido cambios y es el mejor aspecto del juego con diferencia, siendo dinámico y fresco. Con mucha variedad de escenarios, mucho contenido y una alta rejugabilidad, Trials of Mana es un action-RPG muy recomendable para los amantes del género.

Juego de Tronos

La historia de Trials of Mana cuenta, a grandes rasgos, las luchas entre los diferentes reinos que conforman su mundo. Además, el Mana, la energía que mueve el universo y controla los elementos, se está debilitando por razones que no desvelaremos. Este relato se ve salpicado por la aparición de unos personajes oscuros que pretenden aprovechar esa inestabilidad para llevar a cabo sus malignos planes. Todos estos elementos forman una historia que nos transporta a una situación límite y que posee varios giros de guión.

Esta narración fantástica cuenta con el añadido de nuestros personajes, que ayudan a dar epicidad al relato. Al comenzar, seleccionamos a nuestro personaje principal y a dos acompañantes de entre los seis protagonistas elegibles. Esta elección afectará directamente a la historia, pues cada uno de ellos tiene su propia motivación para partir de viaje. Cada personaje, además, cambiará nuestra experiencia jugable, ya que cada uno de ellos está especializado en un tipo de combate distinto. Trials of Mana es muy rejugable por todos estos aspectos. En futuras partidas podremos vivir otras aventuras, conocer más aspectos del relato y jugarlo de forma diferente si elegimos personajes distintos.

La historia respeta a Secret of Mana 2 al dedillo. Trials of Mana es un homenaje al clásico y el remake no toca ni una coma en los diálogos, aspecto que tiene luces y sombras. Depende de cada jugador valorar este hecho, es algo muy personal. Square Enix ha presentado, en apenas quince días, dos juegos que encaran el concepto de remake de forma diversa. Final Fantasy VII Remake difiere mucho, y eso ha gustado y no a partes iguales. Este, en cambio, es totalmente fiel al original, y puede traer el mismo debate. No es algo malo ni bueno, y su valoración goza de mucha subjetividad.

Trials of Mana ciudad

Trials of Mana huele a RPG clásico

Lo que sí que podemos decir es que esa fidelidad le sienta regular. Obviamente, Trials of Mana es un juego nuevo, pero a veces se siente un poco desfasado para los tiempos que corren. La razón es la que comentamos: es muy fiel al original.

¿Por qué se siente así? Porque el ritmo del juego es monótono. Hablamos con el NPC de turno, nos dice que hay que ir a un sitio concreto, vamos cargándonos a los monstruos, boss y a otra cosa. Es una sucesión de los hechos sin mucha gracia, muy lineal. Y es una pena, porque la exploración por los mapas y los pueblos (gran cantidad de escenarios, muy variados y amplios) te deja con la miel en los labios. No hay ni una sola misión secundaria. Se echa de menos, sinceramente, que se hubieran incluido este tipo de encargos, para introducirnos más en el lore y aprovechar el mundo.

Trials of Mana exploraciónTrials of Mana bebe en cierta manera de Dragon Quest XI, algo que nos pareció evidente tras jugar a la demo. La exploración recuerda al gran JRPG de Square Enix y es satisfactoria. Los cofres y objetos están muy escondidos, y también tendremos que encontrar a nuestro amigo Cactolillo (esto nos dará jugosas bonificaciones permanentes). El juego es vertical y la exploración se beneficia de la posibilidad de saltar, aunque a veces los muros invisibles nos fastidien esa experiencia.

El juego, por defecto, nos marca a dónde tenemos que ir o con quién tenemos que hablar, pero esta opción se puede desactivar. Creemos que es un acierto por parte de Square Enix, pues aquellos jugadores que quieran una experiencia rolera clásica y descubrir el camino hablando con los NPCs (hay muchísimos) podrán tenerla; pero, a su vez, aquellos que prefieren ir directos al objetivo tendrán la opción.

¡A por él!

El mejor aspecto del juego, y sin duda la principal razón para aventurarse en él, es el combate. Este apartado ha sufrido un cambio grande y pierde la fidelidad que sí tiene el resto del título. Eso le sienta genial. En batalla, la acción sucede en tiempo real. Podemos hacer ataques y combos básicos con el arma equipada, técnicas de clase (ataques especiales muy poderosos), magias, usar objetos… Todo lo esperable de un buen sistema.

El resultado es un action-RPG muy dinámico y divertido, que además premia al jugador por jugar bien y rápido. Tras la batalla, podemos ganar más experiencia según nuestra habilidad. Por ejemplo, maximizaremos la ganancia si acabamos con los enemigos en menos de diez segundos, sin recibir daño y con técnicas de clase.

Además de la acción en tiempo real, podemos parar el tiempo si decidimos hacer uso de la magia o de los objetos, teniendo un pequeño instante de respiro para pensar. También, en todo momento, y de forma casi instantánea, podemos cambiar entre nuestros personajes y realizar acciones con ellos. Será muy necesario, no solo para realizar los ataques de técnicas de clase, sino para solucionar algunos despistes de la IA. En general, nuestros compañeros nos apoyan correctamente (podemos elegir su comportamiento en el menú, para hacerlos más atacantes o de apoyo, por ejemplo), pero no se manejan del todo bien con esquives. Suelen actuar de forma eficiente, pero a veces es mejor que intervengamos directamente.

Clases de personajes

Uno de los elementos más interesantes del desarrollo de los personajes, además de la elección de equipamiento y de la asignación de puntos para mejorar atributos según nuestros gustos, son los cambios de clase. Cada personaje es ducho en un tipo de lucha (con espadas, con la magia, con las manos… hay variedad) y tienen su propia clase.

Trials of Mana clasesConforme avancemos en el juego, podremos hacer más fuerte a nuestros aventureros avanzando de clase. Esto, además de darnos nuevas bonificaciones y ataques, hará que cada partida sea diferente y adaptemos el equipo a nuestro antojo. Y esto último lo decimos porque habrá varias clases para elegir y podremos tomar el camino que queramos. Por cierto, aunque no podemos decir nada, habrá sorpresas en cuanto a las clases cuando nos pasemos el juego la primera vez.

La variedad de las clases hace que los combates sean aún más interesantes según avanza el juego. Antes hemos mencionado en varias ocasiones las técnicas de clase. Estos ataques, exclusivos de cada una de las disponibles, son muy poderosos y los podremos utilizar cargando las barras de TC. Se recargan golpeando enemigos y realizando combos, o en vasijas azules. Son un elemento clave para avanzar con seguridad y acabar con los enemigos, sobre todo con los jefes.

Trials of Mana no es muy difícil

Lo hemos jugado en difícil y, la verdad, no es que lo sea mucho. Tampoco es un paseo, pero si vamos bien de nivel (el mismo que los enemigos es suficiente) y tenemos un poco de ojo, el juego no es demasiado complicado. Hacia el final, sobre todo en la parte de los benevodones, la cosa se pone un poco más tensa, pero si aprovechamos bien las debilidades mágicas de los enemigos y hemos pillado el sistema iremos avanzando sin problema. Aún así, no queremos confundir. Es muy divertido y las batallas contra los bosses nos pondrán a prueba, no será cuestión ni mucho menos de aporrear botones y ya.

Un aspecto curioso de los combates es que solo podemos usar, como mucho, nueve objetos del mismo tipo. Esto creemos que se ha hecho para ajustar algo que, sin duda, no está muy equilibrado: la obtención de objetos. Los de tipo curativo, por ejemplo, son facilísimos de conseguir y muy baratos en las tiendas. Podríamos pasarnos el juego otra vez sin obtener ni uno más y nos sobrarían. Es un poco extraño ver tal abundancia en nuestro inventario y por eso creemos que han querido compensarlo de una forma un tanto rara.

Gráficamente Trials of Mana deja que desear

Sin duda el aspecto más flojo del juego son los gráficos. Éstos son pobres y las texturas tienen una definición bajísima, que incluso nos ha llegado a sorprender para mal. En general, se han solucionado los problemas de cargas de texturas que vimos en la demo, aunque hemos observado alguno de forma aislada. Incluso nos parecen muy bruscas las transiciones en las cinemáticas y hay tiempos de carga, que por cortos que sean, son difícilmente justificables.

Nos cuesta entender el por qué de este apartado visual de calidad tan baja. Quizá querían asegurarse de que el juego fuera jugable sin problemas en Nintendo Switch. Pero, es que, aunque esta fuera la razón, creemos que la híbrida de Nintendo puede dar más de sí.

Si obviamos esa pobreza técnica, el juego es bonito. El estilo gráfico es acertado, eso no podemos negarlo, es solo que no está muy bien resuelto. Los colores son vivos, las animaciones están bien hechas, con ataques y hechizos variados y llamativos. Nos ha encantado la diferencia palpable entre todas las razas que hay en Mana, y los enemigos tienen diseños muy divertidos.

La banda sonora es una gozada y muy diversa, acompañando cada localización y dotándola de personalidad propia. Por cierto, podemos elegir entre escuchar la música original o elegir la que se ha rehecho para Trials of Mana. El juego, además, viene con voces en japonés e inglés, siendo el doblaje correcto en ambos idiomas (subtitulado completamente al español, que nadie dude de ello).

Conclusión

Trials of Mana es un buen action-RPG, con una grandísima cantidad de contenido y escenarios, y una rejugabilidad altísima. Además, es un título que ha salido al mercado por un precio algo inferior a lo normal, lo que lo hace aún más atractivo. Si te gustó el original o eres fan de los JRPG, creemos que te gustará, a pesar de que a ratos se sienta tan clásico. El combate, la principal novedad, nos ha encantado, pero nos ha hecho echar en falta algo de más dificultad para terminar de explotarlo. Si obviamos que el apartado técnico no está demasiado cuidado, estamos ante un muy buen juego, que proporciona diversión y horas de sobra.

Trials of Mana
Trials of Mana, un homenaje a Secret of Mana 2
Trials of Mana es un action-rpg bueno y divertido, pero con un estilo clásico que no gustará a todos. Respeta muchísimo al juego original, pero introduce cambios que lo hacen dinámico y entretenido. Posee mucho contenido y tiene una rejugabilidad alta, por lo que es una compra segura si quieres invertir tu dinero en un título que te dé horas de juego.
Positivos
El combate es dinámico y divertido
Las diferentes clases de personajes
La gran variedad de escenarios
La historia es interesante y tiene buenos giros de guión
Es fiel al original y eso gustará a sus fans
Rejugable
Negativos
Técnicamente es pobre
Echamos en falta alguna misión secundaria
8.5
Mejores ofertas
Advertisements
Anuncios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies