Fae Tactics

Fae Tactics – Análisis

Fecha de lanzamiento
31 julio, 2020
Desarrollador
Endlessfluff Games
Distribuidor
Humble Games
Plataformas
PC (Steam y Humble Store)

Fae Tactics, el nuevo juego de Endlessfluff Games que distribuye Humble Games, llegará el 31 de julio. El título, un RPG de estrategia por turnos (SRPG), homenajea a los grandes del género (la influencia de Final Fantasy Tactics es innegable) y se erige como uno de los lanzamientos del año. El videojuego cuenta con un diseño y una jugabilidad muy originales, y una alta dificultad que encandilará a los amantes de los SRPG. El título saldrá en PC, en Steam y en la Humble Store. Más adelante, en una fecha aun por revelar, estará disponible en Nintendo Switch. Hemos acompañado a Peony y sus amigos en su aventura y esto es lo que nos ha parecido.

Peony, la chica que no quiere ser una bruja

Fae Tactics nos pone en la piel de Peony, una pequeña bruja, aunque ella reniegue de esta denominación (en el mundo del juego, las brujas están mal vistas y todo el mundo les teme). Nada más empezar, la vemos apurada porque su moto se ha estropeado. Nuestra nueva amiga está buscando a su madre. Su creadora, otra bruja, ha desaparecido y Peony va en su búsqueda.

Pero, como decimos, nuestra motocicleta está rota. Nuestro primer objetivo principal será conseguir las piezas en un mecánico. El viaje no será fácil: nos encontraremos con numerosos monstruos por el camino que nos complicarán la vida. En el trayecto nos iremos dando cuenta de que algo no va bien y, además de la creciente hostilidad de las bestias, descubriremos que parece estar gestándose una guerra entre razas.

La historia de Fae Tactics no es un alarde narrativo, no cambiará nuestras vidas. Dicho esto, el relato tiene momentos emotivos y está bien llevado. Además, la inocencia de Peony es entrañable y es bonito verla madurar poco a poco. No queremos entrar en spoilers, pero es disfrutable. El mundo fantástico creado, así como sus personajes, engancha.

Fae Tactics proporciona decenas de horas de juego gracias solo a la historia principal, que se amplían por los relatos opcionales. Eso sí, la duración, al fin y al cabo, dependerá de la habilidad del jugador. Fae Tactics es bastante difícil, incluso en dificultad normal. Tendremos que pensar nuestra estrategia concienzudamente si no queremos fracasar. De hecho, en ciertos momentos nos veremos casi obligados a farmear, algo que el juego nos permite hacer en batallas libres. Estamos convencidos de que esto es un motivo de alegría tremenda para los amantes de los SRPG, que siempre buscan nuevos retos.

Fae Tactics: reinventar los clásicos

Fae Tactics es un RPG de estrategia por turnos. Para avanzar en el juego tendremos que ir superando las diferentes batallas, que se basan normalmente en eliminar a los enemigos o a los jefes (no siempre, eso sí; a veces tendremos que aguantar vivos un número de turnos, por ejemplo). Para ello, el escenario está dividido en una cuadrícula. Cada uno de nuestros personajes puede moverse varias casillas y luego realizar acciones. Lo de siempre, vaya.

Pero, ¿y por qué Fae Tactics marca tanto la diferencia y es un gran juego? Porque la cantidad de elementos que introduce a un género tan clásico es, sencillamente, abrumadora. Queremos explicarlos todos en las próximas líneas, así que vamos por partes.

Lo primero que tenemos que aclarar es que Peony, además de ser una bruja y poder usar la magia, tiene otra habilidad única: es capaz de invocar criaturas (Faes en el juego, que está en inglés; de ahí el nombre del título). Esto lo consigue gracias a un talismán especial que posee. A partir de cierto punto, nuestra protagonista podrá liberar monstruos al principio de cada batalla. Estos nuevos aliados, que por supuesto controlaremos nosotros, tendrán sus propias habilidades.

Esta función, además de ser clave en el juego, introduce el coleccionismo en Fae Tactics, porque querremos conseguir las criaturas. En principio, por algo puramente práctico (necesitamos monstruos más poderosos), pero más adelante nos picará el hecho de “capturarlos”. Es un elemento al más puro estilo Pokémon, salvando las distancias, que nos ha encantado.

Por cierto, Peony posee un talismán más: el de conjuros. Estas técnicas solo se pueden usar si nuestra bruja está viva y tienen enfriamiento. Se puede usar una por turno completo.

Preparándonos para la batalla

Antes de cada batalla, podremos elegir cuáles serán las unidades que desplegaremos. Siempre tendremos que llevar a Peony, pero el resto dependerá de nosotros. Hay dos tipos de personajes controlables: los que llamaremos “protagonistas” y los monstruos.

Los protagonistas son aquellos personajes que están en nuestro equipo por historia y no se pueden capturar. No son criaturas. Al principio solo estarán en nuestro equipo Peony y sus fieles amigos: Chico, un perro precioso, y Payachin, un pajarito adorable. Más adelante conoceremos a nuevos protagonistas que se unirán a nuestra causa. En las batallas solo podremos usar a tres de estos “protagonistas”, así que seleccionaremos nuestros preferidos o los que mejor se ajusten a las exigencias del combate.

Los monstruos, como hemos explicado antes, son las criaturas que capturamos. ¿Cómo lo hacemos? La mecánica es simple. En batalla, cuando eliminamos a un enemigo, éste puede soltar un objeto. A veces, ese drop es su “carta”. Es algo aleatorio. Si en turnos posteriores la cogemos (posicionando a un aliado en esa casilla) y acabamos ganando la batalla, será nuestro. Pero, como seguro que estáis pensando, no podremos sacar en batalla a todos los que queramos. Peony tiene puntos de invocación (ampliables) y eso determina cuáles y cuántos utilizaremos. Cada carta tiene unos requisitos para usarse. Hay criaturas de un punto, de dos, de cinco… Por tanto, si Peony tiene, por ejemplo, cuatro puntos, podríamos invocar una de un punto y otra de tres. Tendremos libertad plena para crear nuestro equipo para cada batalla, con el límite también de tres criaturas.

Aliados a la carta

Antes de exponeros todas las funcionalidades que el juego presenta, queremos dejar claro algo: las primeras horas de juego sirven como un tutorial. Fae Tactics va introduciendo, poco a poco, cada una de las mecánicas disponibles. Todo está explicado de forma sencilla y clara. El juego es muy profundo, pero es sencillo de entender y muy accesible. Otro punto muy bien resuelto.

Cada personaje tiene unas estadísticas: ataque, defensa, movimiento, evasión… Hay muchos valores, que van mejorando al subir de nivel. Fae Tactics es un RPG y no podía obviar el crecimiento de personajes. En el caso de los monstruos, su crecimiento es automático y no tenemos la posibilidad de seleccionar qué aspectos mejoramos. Pero, en los protagonistas, eso cambia: cada nivel subido nos da un punto de “rasgo” (trait en el juego) y el título nos permite elegir qué valor incrementaremos en nuestros personajes.

Además de todo eso, conseguiremos equipamiento, que solo podrán llevar los protagonistas. Estos pergaminos, que podremos asignar uno a cada personaje, mejoran también ciertas estadísticas. Así, con todas estas opciones, crearemos personajes a nuestra medida. La capacidad de personalización es elevada.

Esas estadísticas influyen, también, en el orden en el que las unidades se mueven. Las de mayor velocidad, como es lógico, lo harán antes. ¿Y qué podemos hacer cuanto nos toque mover a uno de los aliados? Para empezar, tenemos lo básico: desplazarnos y atacar. Algunos personajes lo harán cuerpo a cuerpo, otros a distancia. Pero en Fae Tactics hay mucho más.

Habilidades de espera y asistencias

Nuestros aliados, además de atacar a enemigos, tienen otras habilidades disponibles, que pueden cambiar el desarrollo de la batalla. Dos mecánicas clave en Fae Tactics son las habilidades de espera y las asistencias.

Por un lado, las habilidades de espera son técnicas que nuestros personajes hacen cuando, valga la redundancia, esperamos. El juego considera una espera si nos movemos y aguantamos en ese lugar sin hacer nada más, o si hacemos solo esto último. Por ejemplo, en el caso de Peony, esta habilidad incrementará la “cadena” (chain en el juego). Esto hará que la próxima vez que nuestra bruja ataque lo haga a varios objetivos cercanos. Hay muchas otras habilidades, como proteger a todos los aliados en un rango determinado, ponerse escudo (más defensa) o hacerse invisible. La variedad en cuanto a las habilidades de cada protagonista o monstruo en Fae Tactics es notable.

Por otro lado, las asistencias son acciones que nuestros personajes realizan sobre otros aliados. Si posicionamos al personaje que manejamos en ese instante junto a un compañero podemos asistirle. Esto hará que la unidad objetivo consiga mejoras.

Todas estas posibilidades también las tienen a su alcance los enemigos, y os aseguramos que las usan muy bien. La IA está muy lograda y nos puede llegar a poner las cosas muy difíciles. Por ejemplo, suelen asistirse entre ellos para incrementar su escudo y pueden volverse unidades casi imposibles de matar. Como hemos mencionado anteriormente, el juego es complicado.

Por cierto, algo que no nos ha gustado es que no se puede guardar la partida en medio de las batallas o en medio de una serie (a veces, para superar una fase, realmente tenemos que hacer varios combates seguidos). Si estamos en medio de algo muy importante y nos vamos tocará empezar de nuevo.

Pero tranquilo, que aun hay más en Fae Tactics

Además de todo eso, también existen habilidades que se activan bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, Chico golpea a un enemigo que nosotros ataquemos si está a su lado. Por tanto, tendríamos un ataque más.

Y aun más técnicas: las habilidades de reacción. Estas ocurren, a veces, después de que una unidad reciba un ataque. Por ejemplo, existe la habilidad Parry que, si se activa, golpea al enemigo que nos pretendía dañar, esquivando y devolviendo el ataque. También existen las habilidades Ultra, que básicamente son un ataque muy poderoso (o asistencia) que realizan los protagonistas si llenan una barra.

También tendremos que tener en cuenta dos aspectos más en el campo de batalla: los elementos y la meteorología. En Fae Tactics, las unidades pueden tener tipos (por ejemplo, tierra o fuego). Por supuesto, estos tipos tienen resistencias y debilidades. Un tipo agua acabará rápido con un tipo fuego. Los elementos son importantes, incluso, para interaccionar con el escenario. Por ejemplo, Payachin es tipo agua, y si lo metemos en un charco, atacará con más fuerza.

Y sí, el tiempo atmosférico influye en Fae Tactics. Si, por ejemplo, está lloviendo, algunos tipos obtendrán ventajas. En ese caso, las unidades de tipo agua y eléctrico saldrían beneficiadas. No hay nada descuidado en el juego. De hecho, en realidad hay algo más que tener en cuenta: los días de la semana. Sí, en Fae Tactics los días transcurren y hay unidades que poseen habilidades que se ven influenciados por la jornada que sea.

Por cierto, durante las batallas, si eliminan a los monstruos, mueren y no vuelven a estar disponibles en ese combate. Pero, si nuestros protagonistas caen, tienen un periodo en el que aun sobreviven. En esos momentos, los enemigos pueden rematarlos o, si estamos rápidos, podemos revivirlos.

Recolección y cocina

En Fae Tactics tenemos algunos elementos roleros más. Por un lado, en las batallas, podremos obtener objetos que servirán para construir algunos utensilios. Las mejoras derivadas son pasivas y permanentes, pero son fundamentales. Por ejemplo, esta es la forma de aumentar los puntos de invocación de Peony.

Y, por otro lado, demostraremos nuestros dotes culinarios antes de las batallas. En el menú principal accederemos, a partir de un punto concreto, a un minijuego de emparejar cartas muy sencillo. Esta será la manera de representar que acampamos y cocinamos en esa pausa. Este pequeño jueguecillo es fundamental, porque nos proporciona mejoras temporales para el próximo enfrentamiento.

Fae Tactics: pixel art de alto nivel

Gráficamente, Fae Tactics presenta una vista isométrica con un estilo pixel art precioso. Es una delicia visual, con animaciones muy logradas y vistosas. Además, los personajes y los monstruos tienen unos diseños geniales y encandilarán a los jugadores. La variedad de los escenarios es alta y el acabado de los mismos es sobresaliente. De hecho, nos apena decir que no entendemos por qué el mapa (una ilustración en 2D), en el menú principal, no se ve igual de bien. El acabado de esos dibujos es bastante pobre y no parece estar en consonancia con lo que vemos en batalla.

La música y los efectos cumplen, y la banda sonora regala algunas canciones interesantes. No hay mucho que destacar en este aspecto pero, como decimos, todo está correcto y hace su función.

Algo que nos ha gustado especialmente y que queríamos comentar es que podemos acelerar las batallas al doble de velocidad. De hecho, una vez que lo probamos, ni se nos ocurrió volver al ritmo normal. No es que el juego sea lento por defecto, pero es más fluido así.

Por último, tenemos que hablar de algo que a nosotros no nos parece una barrera para acercarse al juego, pero entendemos que para muchos lo sea: el idioma. El título llegará en inglés, japonés, coreano y chino simplificado. Por email hemos consultado si hay planes para traducirlo al español. No los hay, una lástima. No sabemos si eso cambiará, pero nos dicen que el juego tiene mucho texto y, de momento, no es viable. Por cierto, en ese correo también preguntamos si se sabe algo de la fecha de salida en Nintendo Switch. Tampoco hay noticias, toca esperar.

Conclusiones

Fae Tactics es uno de los mejores lanzamientos indie de 2020. Así de claro lo decimos. Es un gran videojuego, divertido, bonito, desafiante y con muchísimas horas de juego. Tiene una jugabilidad muy profunda e introduce elementos roleros que le dan variedad. Además, la inclusión de capturar criaturas alarga aun más su vida y añade otro nivel de complejidad. Homenajea a un género tan complicado como lo es el del SRPG y se vuelve un imprescindible para sus amantes. No tiene nada que envidiar a Final Fantasy Tactics, Fire Emblem o Advance Wars. Al contrario, se pone junto a ellos y merece también elogios. Si el idioma no es una barrera y te gustan estos RPG, no lo dudes: es una compra segura.

Fae Tactics
Fae Tactics – Análisis
Un SRPG novedoso y desafiante
Fae Tactics es uno de los mejores lanzamientos indie de 2020. Es un gran videojuego, divertido, bonito, desafiante y con muchísimas horas de juego. Tiene una jugabilidad muy profunda e introduce elementos roleros que le dan variedad. Además, la inclusión de capturar criaturas alarga aun más su vida y añade otro nivel de complejidad. Si el idioma no es una barrera (no está en español) y te gustan estos RPG, no lo dudes: es una compra segura.
Positivos
La jugabilidad, profunda pero muy accesible
Alta dificultad, encaja bien con el género
El pixel art y estilo artístico
Capturar las criaturas
El desarrollo de personajes
Negativos
No se puede guardar en medio de batallas
No está en español
8.5
Mejores ofertas
Advertisements
KO-FI
AYUDA ECONOMICA

¿Para qué sirven las cookies? Utilizamos cookies para que puedas visitar nuestro sitio web y disfrutar de sus funciones. Algunas cookies son estrictamente necesarias para la gestión del sitio web y no se pueden desactivar. Otras cookies (incluidas cookies de terceros) nos permiten mejorar el sitio web gracias a estadísticas que proporcionan o mostrar publicidad de mayor relevancia. Las cookies de terceros solo se activarán si seleccionas "Acetar cookies".  Más información