Monster Crown
Monster Crown

Impresiones de Monster Crown en beta

Monster Crown, el juego de caza y colección de criaturas basado en Pokémon, saldrá en Early Access el 31 de julio. El título introduce algunas mecánicas interesantes al género, como la sinergia en combate. Presenta una historia adulta, muy oscura y que variará dependiendo de nuestras decisiones, así como una alta dificultad. Eso sí, Monster Crown se siente muy lento, se ve demasiado clásico. Además, cuesta orientarse por el mapa y las criaturas no son lo mejor que hemos visto en cuanto a diseño se refiere. Hemos tenido acceso a su beta y estas son nuestras impresiones. El juego está siendo desarrollado por Studio Aurum y lo distribuye SOEDESCO.

No somos nadie… todavía

Monster Crown nos pone en la piel de un chaval de 14 años, granjero y sin muchas aspiraciones en la vida. Nuestro padre nos encomienda entregar un paquete en un lugar lejano. Para ello, nos forman en el arte de la captura de monstruos, ya que el camino está lleno de peligros. Aquí empieza el viaje del juego, que se torna en pocas horas en un relato siniestro y misterioso.

Una de las grandes virtudes del juego es su historia, oscura y adulta. Estamos convencidos de que muchos amantes de este género se verán atraídos por este hecho. Es más, el título nos permitirá tomar decisiones: podremos ir por el camino ético del héroe o seguir el del mal. En la mano del jugador está dicha elección.

Monster Crown, sabor a Game Boy en 2020

Este es un juego de caza, pelea, doma y cría de monstruos basado en los Pokémon clásicos. Este hecho salta a la vista, pues los gráficos están claramente influenciados por la época de Game Boy. Esto, que podría ser algo positivo, tiene luces y sombras.

Hay que entender y poner en contexto la intencionalidad de este estilo artístico, pero no está todo lo bien resuelto que nos gustaría. Los personajes no jugables no cuentan con mucha variedad de sprites y el mapeado carece de detalles. De hecho, en ocasiones, es complicado entender por dónde desplazarse. A veces cuesta diferenciar una escalera o un lugar por el que se puede pasar. El desplazamiento por el mapa es en cuatro direcciones, como los juegos antiguos.

Lo que nos deja más fríos en cuanto al apartado gráfico son las criaturas. Hay algunos diseños que están bien, que son atractivos, pero en general dejan que desear. No es solo cómo es el monstruo en sí, sino que sentimos que el dibujo en pixel art no está muy logrado.

Pactos con los monstruos

Como decimos, el juego está claramente basado en Pokémon. De hecho, su creador, Jason Walsh, ha expresado en alguna entrevista su amor por la franquicia nipona. Pero, todo sea dicho, introduce mecánicas diferentes.

Para empezar, es curiosa la forma en que capturamos a los monstruos en Monster Crown. La realidad es que hacemos “pactos” con ellos para que nos ayuden en la tarea que tenemos entre manos. También podemos criarlos, por supuesto, llegados a cierto punto. Como en Pokémon, se hacen cruces entre las criaturas para obtener mejores monstruos.

El juego, como no podía ser de otra forma, también incluye sistema de fortalezas y debilidades: en el título hay cinco tipos diferentes. Esto será clave, más si cabe en este juego, porque las batallas son duras. La IA es muy buena y va a atacarnos con todo, de forma muy inteligente. Es uno de los puntos fuertes del videojuego, sin duda. Muchos fans de Pokémon claman al cielo por una mayor dificultad. Monster Crown, sin ninguna duda, la proporciona.

Es más, se siente hasta algo frustrante a veces porque cuando nos matan (y lo harán mucho) perdemos todos nuestros objetos. Absolutamente todos. Y acaba por cansar un poco. Si bien, es cierto que parece que están abiertos a balancear el juego. Ya veremos. Por cierto, algo curioso: en vez de un edificio que emule al Centro Pokémon, en las ciudades habrá un hombre que cure al equipo. ¿Y la curiosidad? Que tendremos que pagarle. No es caro, pero nos podemos ver sin dinero para curarlos.

Hora de luchar: los combates en Monster Crown

Algo que gustará a muchos fans de este género es que los monstruos nos seguirán por el mapa. Además, las peleas no son aleatorias y podemos observar a las criaturas salvajes en el mundo. A veces nos atacarán y otras pasarán de nosotros, pero en todo momento los veremos. Algo negativo es que el sistema de colisiones es algo confuso y nos meteremos en batallas que pensábamos que íbamos a evitar.

También sería bueno que el juego avisara de los monstruos más fuertes. Hemos muerto innecesariamente en varias ocasiones por enfrentarnos, sin saberlo, a un monstruo que nos sacaba más de 15 niveles. Lo peor de esto es que el ratio de huída debe de ser ridículo, porque jamás hemos conseguido escapar de estas batallas. Esto favorece demasiado la frustración que os comentábamos antes. Lo bueno es que nos han confirmado que van a arreglarlo.

Pero, dejando eso a un lado, los combates de Monster Crown funcionan de una manera sencilla. Podemos atacar, usar objetos, cambiar al monstruo que esté en batalla y huir. Además, tenemos un sistema que nos permite defendernos. Si realizamos esta defensa durante cada turno, la barra de sinergia se irá llenando. Esto nos puede dar un ataque muy potente, pero la realidad es que es muy complicado aguantar sin morir antes. Aún así, es una vuelta de tuerca al sistema clásico de Pokémon y se agradece que no sea igual. Como comentamos, el juego es bastante difícil, y eso atraerá a muchos jugadores.

Demasiado lento, muy clásico

Los grandes problemas de Monster Crown llegan en el ritmo del juego. Es muy lento. No parece que estemos jugando en ordenador. Entendemos que todo el juego quiera homenajear de algún modo a los juegos clásicos, y eso es bueno, pero no justifica la lentitud.

Se queda parado a veces y no te indica si está pensando o sea ha bugueado. La parte positiva es que la respuesta a esa duda suele ser que, simplemente, el juego tarda horrores en cargar. Es más, las acciones en batalla van lentas y lo más desagradable a la hora de jugarlo es que parece que hay input lag. No creemos que sea así realmente, pero el juego necesita fluidez. Es una beta, estamos seguros de que puede arreglarse.

Toda esa falta de fluidez le hace sentirse desfasado, muy clásico, desde un punto de vista negativo. Está bien que tenga el estilo y las ganas de ser un recuerdo a los juegos de antaño, pero lo que no es tolerable hoy día es tal lentitud. Creemos que en ese aspecto le falta pulido.

Por cierto, un apunte importante: el juego solo está en inglés. Su campaña de Kickstarter consiguió llegar a la meta necesaria para realizar la traducción al español. Por tanto, entendemos que llegará en el futuro, pero no sabemos cuándo.

Conclusiones

Monster Crown apunta a ser un juego muy recomendable dentro del género RPG basado en Pokémon. El boom de los títulos que se inspiran en Pikachu y compañía es innegable. Es cierto que es muy difícil competir con el carisma de la franquicia de Game Freak, pero hay un público que busca estos videojuegos.

Monster Crown presenta dos mecánicas muy pedidas por los fans de Pokémon: historia adulta y dificultad alta. Además, la inclusión de algunas mecánicas diferentes y la toma de decisiones son, sin duda, motivos para acercarse al juego. Eso sí, presenta algunos inconvenientes, como un desarrollo muy lento y un nivel gráfico muy justito.

Advertisements
KO-FI
AYUDA ECONOMICA

¿Para qué sirven las cookies? Utilizamos cookies para que puedas visitar nuestro sitio web y disfrutar de sus funciones. Algunas cookies son estrictamente necesarias para la gestión del sitio web y no se pueden desactivar. Otras cookies (incluidas cookies de terceros) nos permiten mejorar el sitio web gracias a estadísticas que proporcionan o mostrar publicidad de mayor relevancia. Las cookies de terceros solo se activarán si seleccionas "Acetar cookies".  Más información